La Ertzaintza recupera cerca de 2.000 documentos históricos sustraídos por un experto entre 2007 y 2011

 

La Ertzaintza recupera cerca de 2.000 documentos históricos sustraídos por un experto entre 2007 y 2011

Imanol Agote, Estefanía Beltrán de Heredia, Elena Lete
IREKIA
Publicado 06/07/2017 14:57:02CET

La Policía Vasca continúa buscando más cartas prefilatélicas que poseen un gran valor dentro del patrimonio histórico documental

SAN SEBASTIÁN, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Ertzaintza, a través de una investigación realizada a lo largo de varios años en un dispositivo denominado 'Operación gutunak', ha conseguido localizar y recuperar cerca de 2.000 documentos históricos, concretamente "cartas prefilatélicas", de los que se habría apropiado un experto entre los años 2007 y 2011, extrayéndolos fraudulentamente de diferentes archivos vascos y estatales. Pese a que la fase judicial ha concluido, la Policía vasca continúa trabajando para localizar más de 600 documentos de gran valor dentro del patrimonio histórico que quedan por recuperar.

La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, el director de Patrimonio Cultural, Imanol Agote, la alcaldesa de Bergara, Elena Lete, el Jefe de la Sección Central de la Ertzaintza de Delitos contra el Patrimonio, Koldo Olabarrieta, e Iñaki Salgado, agente especialista del Área de Delitos contra el Patrimonio, han presentado en rueda prensa los detalles de esta operación, en el marco de un curso de verano de la EHU/UPV sobre 'Problemas derivados del régimen de protección de los bienes culturales en el País Vasco'.

Tal y como han explicado, agentes especialistas del Grupo de Patrimonio de la Sección Central de Investigación Criminal y Policía Judicial de la Ertzaintza llevaron a cabo, entre los años 2011 y 2015, una investigación para rastrear el destino final de miles de documentos con valor histórico sacados de manera ilícita de distintos archivos de Euskadi y de otros lugares del Estado (Extremadura, Navarra o Cataluña) desde el año 2007. La investigación, la mayor operación de la Ertzaintza contra el expolio de bienes culturales históricos, permitió recuperar casi dos mil documentos históricos.

La denuncia presentada por el Ayuntamiento de Bergara en 2011, tras detectar la desaparición de diversos documentos históricos de su archivo, llevó a la detención a finales del año de un experto aficionado a la filatelia, domiciliado en Euskadi, acusado de sustraer documentos históricos de distintos archivos vascos está en el origen de la investigación.

INVESTIGACIÓN

Tras clasificar los datos y los documentos obtenidos a raíz del arresto y analizarlos conjuntamente con expertos en patrimonio histórico del Departamento de Cultura del Gobierno Vasco, se desveló que los hechos "tenían una trascendencia mucho mayor de la inicialmente prevista" y que el patrimonio documental sustraído por el arrestado podría ser mucho mayor, remontándose hasta el año 2007.

Por todo ello, en febrero de 2013, ante la acumulación de evidencias, se abrió una nueva fase de la investigación, contando ahora con la colaboración directa de los especialistas aportados por el Departamento de Cultura. La investigación corrió a cargo de la Sección Central de Investigación Criminal y Policía Judicial de la Ertzaintza, y se marcó como objetivo prioritario la localización y recuperación de los documentos.

La denominada 'Operación Gutunak' llevó a los investigadores de la Ertzaintza a moverse por todo el Estado, contactando con posibles testigos y con expertos en patrimonio histórico. En el curso de la misma se recobraron cerca de dos mil documentos, todos ellos datados entre los años 1604 y 1895.

El interés y el valor en el mercado coleccionista que dichos documentos tenían para el inculpado y para las personas que los habrían adquirido sería, sobre todo, el carácter "pre-filatélico" de los mismos. Entre los documentos se encuentran, por ejemplo, cartas de los reyes Felipe III y Felipe IV.

DOCUMENTOS DE ARCHIVOS VASCOS

El Juzgado de Bergara (Gipuzkoa) designó desde el inicio a un experto como perito judicial para el estudio de los documentos recuperados, determinando éste que una parte de ellos tenía su origen en fondos vascos, extremo que confirmaron los investigadores con los correspondientes cotejos realizados en los archivos.

De los cerca de 2.000 documentos recuperados, unos 160 habían estado hasta su sustracción bajo la guarda y custodia de archivos de la Comunidad Autónoma Vasca. Entre los documentos vascos, el precio pagado por los compradores habría rondado en ocasiones los 400 euros por ejemplar.

El resto de los documentos, según los datos aportados por los peritajes técnicos, procedería de archivos y fondos de otras Comunidades Autónomas, por lo que la investigación de la Ertzaintza contó con la colaboración de expertos de otros cuerpos policiales (Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil, Mossos d'Esquadra y Policía Foral de Navarra) para poder corroborar el supuesto origen ilícito de los mismos.

Beltrán de Heredia ha resaltado la importancia de la recuperación de estos documentos, no tanto por su valor económico, sino por ser "únicos e irremplazables" y de "gran valor" para el patrimonio histórico. La Ertzaintza continúa rastreando e investigando para hallar más documentos de los que tienen imagen gráfica dentro del circuito de coleccionismo.

En ese sentido, han destacado que la tarea de digitalización que se está desarrollando en los últimos años, que en el caso del Gobierno Vasco asciende a más de 5 millones de imágenes, está contribuyendo a que sea más complicada la sustracción de este tipo de documentos históricos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies