Euskadi registró 158 nuevos diagnósticos de VIH en 2016

Contador
Actualizado 20/09/2017 14:23:19 CET

Darpón llama a la sociedad a "no bajar la guardia" porque el Sida "no es una enfermedad erradicada"

SAN SEBASTIÁN, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Memoria de actividad del Plan del Sida e Infecciones de Transmisión Sexual revela que el pasado año en Euskadi se notificaron 158 nuevos diagnósticos de VIH, lo que supone una tasa de 7,3 casos nuevos por cada 100.000 habitantes, una cifra similar a la del año anterior. El 79,7% de las nuevas infecciones corresponde a hombres, la edad media de las personas diagnosticadas es de 39,1 años y un 12% tienen más de 49 años.

El consejero de Salud, Jon Darpón, ha dado a conocer estos datos en una rueda de prensa en San Sebastián, en la que ha estado acompañado por el coordinador del Plan del Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), Antonio Arraiza, la presidenta de Euskalsida, la federación de asociaciones que trabajan en el ámbito del VIH en Euskadi, Marta Pastor, y Joseba Rekalde, de la Asociación Harribeltza.

Darpón ha señalado que, a pesar del aumento del estado de salud y la calidad de vida de las personas con Sida, "con una esperanza de vida muy cercana al resto de la población, todo ello propiciado por los espectaculares avances en el tratamiento antirretroviral", el VIH "no es una enfermedad erradicada" porque "cada año se producen nuevas infecciones en el mundo, en Europa y en Euskadi".

Por ello, el Departamento de salud, Osakidetza y los colectivos sociales hace un llamamiento a la sociedad de "no bajar la guardia". El consejero de Salud ha apuntado que Euskadi es, en la actualidad, una de las pocas comunidades autónomas que mantiene en activo un Plan de prevención y acción ante el VIH.

A su vez, ha destacado que, tras el análisis de los datos, hay que "seguir poniendo todos los medios para evitar nuevas infecciones y detectar los casos antes para actuar más rápidamente". En ese sentido, ha explicado que Osakidetza está haciendo un planteamiento novedoso para los pacientes diagnosticados de VHI, ya que "la evolución de la enfermedad requiere de una corresponsabilización en su manejo".

El programa Paciente Activo de la 'Osasun Eskola-Escuela de Salud' de Osakidetza es el marco en el que durante el pasado año y éste, con la colaboración de ONGs que trabajan en este ámbito, "se están formando a "formadores" que van a permitir llegar a pacientes a los que enseñar cómo "mejorar su autocuidado para conseguir que esas personas dispongan de una mayor autonomía en la gestión de su enfermedad y que sepan hacer frente a los nuevos problemas de salud a las que les conduce una edad más avanzada y una enfermedad que, afortunadamente, se ha hecho crónica", ha señalado.

En cuanto a los datos de la Memoria, respecto al Sida, desde 1984 se han diagnosticado 5.930 casos, el 51,3% en Bizkaia, el 38,5% en Gipuzkoa y el 10,2% en Álava. De esta forma, continúa la tendencia descendente iniciada a mediados de la década de los noventa gracias a la generalización de los tratamientos antirretrovirales.

DIAGNÓSTICO TARDÍO

El 52,5 % de las nuevas infecciones presentaron un diagnóstico tardío. Por ello, Jon Darpón ha recordado que en Euskadi hay 50 farmacias repartidas por los tres territorios a las que se puede acudir de una forma "anónima, discreta y fácil" para realizarse el test rápido y detectar lo antes posible si una persona está infectada o no. El pasado año se realizaron 2.775 test rápidos de VIH, que permitieron actuar de forma más eficaz y evitar los diagnósticos tardíos. Del total de test realizados, 27 resultaron positivos, el 0,9.

Según los datos, la transmisión en hombres que tienen sexo con hombres continúa siendo mayoritaria, un 44,3% del total de los nuevos diagnósticos, la transmisión por vía heterosexual supone un 42,4% y la transmisión parenteral a través de inyección de drogas es un 6,3%.

Osakidetza ha implementado una medida dirigida específicamente a hombres que tienen sexo con hombres, la consulta virtual on line, que permite plantear de forma anónima prácticas de riesgo que se han podido tener o síntomas clínicos y recibir a cambio consejo o derivación asistencial si fuera necesaria. En los últimos 5 años 526 hombres han entrado en esta aplicación y la han utilizado.

En cuanto al programa preventivo de intercambio de jeringuillas de Euskadi, durante el pasado año se distribuyeron 119.226 kits-jeringuillas, 86.000 en las farmacias, más de 32.000 a través de ONG que trabajan en el ámbito del VIH y el resto en centros penitenciarios.

Por otra parte, tal y como se recoge en la memoria 2016, el gasto en tratamiento antirretroviral en los hospitales vascos fue de 36,1 millones de euros, con un 3% de incremento respecto a 2015. El total de pacientes atendidos fue 5.661 pacientes, con un coste de 6.384 euros por paciente y año.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies