Euskadi registra 363 casos de gripe por 100.000 habitantes

Actualizado 28/01/2015 18:13:22 CET

BILBAO, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El nivel de actividad gripal de la semana pasada en Euskadi alcanzó la tasa de 363,71 casos por 100.000 habitantes, siendo las tasas más elevadas las correspondientes a los grupos de edad de 0 a 4 años con 1.275,5 casos, y al grupo de 5 a 14 años, con 1.312,3 casos por 100.000 habitantes.

   Según los datos ofrecidos por la Red de Médicos Vigía (red que se activa anualmente para la vigilancia de la gripe estacional y que está compuesta por 38 médicos de Medicina General y 11 pediatras), los análisis microbiológicos realizados confirman que los aislamientos de gripe son mayoritariamente del virus A y dentro de éste, hay un claro predominio del virus AH3.

   En cuanto a las consultas atendidas en Atención Primaria por síndrome gripal en la semana, se han atendido un total de 5.897 consultas. Por territorios, la mayor tasa se registró en Gipuzkoa con 294,6 casos por cien mil habitantes, seguida de Álava con 276 y  Bizkaia con 254,4 casos por cada cien mil habitantes.

   Ante este incremento de la tasa de casos, Osakidetza ha adoptado diversas medidas para dar una respuesta asistencial adecuada a las personas afectadas por complicaciones derivadas de la gripe, tanto en el ámbito hospitalario como en las urgencias. Así, se han habilitado 465 camas extraordinarias y se ha incorporado a 346 profesionales de refuerzo.

RECOMENDACIONES

   La gripe es una enfermedad vírica por lo que no está indicado tratarla con antibióticos, que no tienen eficacia frente a los virus y sólo deben tomarse en casos muy puntuales y siempre bajo prescripción médica.

   Esta enfermedad "molesta, pero benigna" en la población sana, no tiene tratamiento específico. Reposo, ingesta de abundantes líquidos y antitérmicos para atajar la fiebre son las principales recomendaciones. En el caso de que la fiebre persista, se debe consultar con el médico.

   Dado su alto índice de transmisión y contagio es importante adoptar medidas higiénicas como protegerse frente a la tos y el estornudo, lavarse frecuentemente las manos o utilizar pañuelos desechables.

   Desde el Departamento de Salud, se recomienda que ante cualquier síntoma gripal se acuda a su médico de familia y se siga sus recomendaciones.