Euskal Forging cumple su segunda semana de huelga indefinida ante la actitud "inmovilista e intransigente" de la empresa

 

Euskal Forging cumple su segunda semana de huelga indefinida ante la actitud "inmovilista e intransigente" de la empresa

Huelga de los trabajadores de Euskalforging
EUROPA PRESS
Publicado 14/06/2017 17:28:10CET

La empresa envía cartas a los domicilios de los trabajadores en las que advierte de que la huelga "imposibilita cualquier tipo de acuerdo"

BILBAO, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores de la empresa Euskal Forging, compuesta por dos plantas situadas en Irura (Gipuzkoa) y Sestao (Bizkaia), con una plantilla de 90 empleados y dedicada a la fabricación de anillos laminados sin costura, han entrado en su segunda semana de huelga por la renovación del convenio, ante la actitud "inmovilista e intransigente de la empresa", según ha informado ELA en un comunicado.

Los trabajadores iniciaron el pasado 6 de junio una huelga indefinida, secundada por la práctica totalidad de las dos plantillas, en defensa de sus condiciones de trabajo, ya que llevan "500 días sin renovar el convenio y más de siete meses de negociaciones, que no han dado fruto alguno debido a la cerrazón de la empresa", ha indicado el sindicato.

Tras denunciar que en esta semana de huelga la empresa "no ha realizado oferta alguna", ELA ha advertido de que, "de continuar así, la huelga podría alargarse". Por ello, los trabajadores de ambas plantas han convocado diferentes movilizaciones para lo que resta de semana y para la semana próxima, entre ellas una concentración este viernes, a las 10.30 horas, frente al Ayuntamiento de Sestao.

Además, este miércoles han realizado una marcha desde la fábrica guipuzcoana hasta los pueblos de Irura y Anoeta, con el fin de "socializar" su problemática e informar de la "despótica actuación de la dirección de la empresa".

Los trabajadores continuarán con diferentes concentraciones, caravanas de coches, colocación de pancartas y culminarán la semana que viene con una movilización frente a la sede de Adegi, patronal a la que se encuentra asociada la empresa.

La plantilla, ha dicho ELA, "sigue sin comprender la actitud inmovilista e intransigente de la empresa, teniendo en cuenta la buena situación económica de la empresa", y asegura que seguirá luchando por "unas condiciones dignas", que pasan por una subida salarial de 770 euros al año "consolidables" para 2016, 2017 y 2018 "para todos los trabajadores".

CARTAS A LAS FAMILIAS

Por otro lado, los trabajadores han denunciado el envío a sus domicilios por parte de la dirección de la empresa de cartas, dirigidas a sus familias, en las que explica cómo han transcurrido las negociaciones y advierte de que "la huelga imposibilita cualquier tipo de acuerdo y causa un grave perjuicio a la empresa, a los clientes y a las familias del personal de la empresa".

Para los empleados de Euskal Forging en huelga, el envío de estas misivas es "la gota que ha colmado el vaso", ya que, a su entender, "han invadido la intimidad familiar, ya que la carta va dirigida a las familias, no a los trabajadores".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies