El exalcalde de Vitoria Patxi Lazcoz (PSE) reclama la "libertad" para los presos de ETA con enfermedades graves

 

El exalcalde de Vitoria Patxi Lazcoz (PSE) reclama la "libertad" para los presos de ETA con enfermedades graves

Contador
Publicado 06/05/2017 18:22:52CET

BILBAO, 6 May. (EUROPA PRESS) -

El exalcalde de Vitoria Patxi Lazcoz (PSE) reclama la "libertad" para los presos de ETA con enfermedades graves, que tienen "reconocido el derecho a obtener la libertad condicional cuando cumplan los requisitos establecidos en las normas".

En un artículo firmado en el diario 'El Correo', junto al portavoz de Sare, Joseba Azkarraga, mantienen que los reclusos con estas patologías deben obtener la libertad condicional cuando se cumplen los requisitos establecidos en las normas, "sin distinción de los delitos cometidos".

En el texto, recogido por Europa Press, el exalcalde socialista y el que fuera consejero de Justicia del Gobierno vasco reclaman el "derecho a la libertad de las personas presas gravemente enfermas" y comparten la necesidad de "defender que, por justicia y humanidad, las personas gravemente enfermas tienen derecho a alcanzar la libertad condicional, y posibilitar con ello que las graves dolencias que padecen puedan ser tratadas fuera de los muros de la prisión donde actualmente se encuentran".

Según afirman, las personas presas gravemente enfermas "tienen reconocido el derecho a obtener la libertad condicional cuando se cumplen los requisitos establecidos en las normas, y no se hacen distinciones legales en función del tipo de delitos cometidos".

"El legislador no se ha reservado un espacio para el merecimiento de la libertad condicional, ni siquiera exige que el caso concreto despierte en la sociedad sentimientos de humanidad para la puesta en libertad. Es un derecho ajeno a sentimientos y sensaciones", defienden.

Por eso, consideran que "las instituciones y quienes nos representan son los primeros que deben hacer de su actuación un ejemplo de pedagogía democrática".

"No se trata de celebrar y hacer ostentación de la aplicación de la ley en cada caso, pero tampoco cuestionar su cumplimiento, por muy reprochables que nos parezcan los hechos que han llevado a esa persona a cumplir una pena de prisión, que es el único castigo al que han sido condenados, porque la privación de libertad, recogida en la sentencia, no lleva aparejada la pérdida de los derechos a la salud", añaden.

Tras defender que las personas gravemente enfermas "no pueden ser condenadas a la 'pena de no merecimiento' por convertir el reproche social, político o personal en un instrumento para eludir el derecho a la igualdad de trato ante la ley", afirman que tras más de cinco años del anuncio de ETA del cese de su actividad y del también reciente anuncio de desarme, "por muchas que sean las críticas que se quieran hacer al modo de llevarlo a cabo, no puede ser obviado como si se tratase de un hecho insignificante".

"Al contrario, debiera servirnos para ser más contumaces en la defensa del estricto respecto a los derechos de las personas y, en este caso, de las personas gravemente enfermas, porque hoy, afortunadamente, ni siquiera los reproches tienen amparo en una situación excepcional", dicen.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies