El expreso de Jarrai Unai González afirma que ninguna víctima debería "patrimonializar el sufrimiento"

Publicado 27/09/2017 13:29:06CET

VITORIA, 27 Sep. (WEUROPA PRESS) -

El expreso de Jarrai Unai González, cuya suegra falleció en 2007 en un accidente de tráfico cuando se dirigía a visitarle a la cárcel de Teruel, ha reclamado que las víctimas de la dispersión deben tener "el mismo reconocimiento y reparación" que el resto de víctimas, por lo que ninguna de ellas debiera "patrimonializar el sufrimiento".

González ha comparecido ante la Ponencia de Memoria y Convivencia del Parlamento Vasco, a la que también han sido citados este miércoles Josu Elespe, hijo del edil del PSE Froilán Elespe, asesinado por ETA en 2001, y Rosa Lluch, hija del exdirigente Ernest Lluch, asesinado por la banda en 2001.

El expreso de las juventudes ilegalizadas de la izquierda 'abertzale' ha recordado, en declaraciones a los periodistas, que la política de dispersión que se aplica a los presos de ETA y de su entorno ha causado 16 víctimas mortales, en referencia a las personas que han fallecido en accidente de tráfico cuando se dirigían a visitar a sus familiares encarcelados fuera de Euskadi.

González ha denunciado que estas personas murieron por querer ejercer su derecho a la vida familiar, que -según ha recordado- se encuentra amparado por el Convenio Europeo de Derechos Humanos. El expreso de Jarrai ha lamentado que todas estas personas murieran cuando iban a visitar a sus familiares "alejados ilegalmente" del País Vasco.

Según ha afirmado, "todas las víctimas de sufrimiento" han de ser "atendidas reconocidas y escuchadas". Por ese motivo, ha reclamado que se conceda a las víctimas de las dispersión "el reconocimiento del que carecen" en la actualidad.

"UN PRIMER PASO"

A su juicio, su comparecencia ante la Ponencia de Memoria y Convivencia puede ser "un primer paso" hacia dicho reconocimiento y hacia la consecución del objetivo de que las víctimas de la dispersión tengan "el mismo" reconocimiento y reparación que el resto de las víctimas.

En referencia a las críticas de algunos colectivos de damnificados a su presencia en esta Ponencia, ha considerado que "ninguna víctima debería patrimonializar el sufrimiento".