Familias de Humberto Fouz, Fernando Quiroga y Jorge García piden a ETA que diga el lugar en el que "se deshizo" de ellos

Publicado 23/03/2018 14:07:34CET

SAN SEBASTIÁN, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las familias de los jóvenes gallegos Humberto Fouz Escobero, Fernando Quiroga Veiga y Jorge García Carneiro, desaparecidos y presuntamente asesinados por ETA el 24 de marzo de 1973, han pedido a la banda que, a la vez que se disuelve, facilite el lugar en el que "se deshizo" de sus cadáveres.

En un comunicado, la familia de Humberto Fouz Escobero ha recordado, cuando se cumplen 45 años de este trágico suceso, que estos tres jóvenes coruñeses residentes en Irun (Gipuzkoa) decidieron una tarde de sábado, el 24 de marzo de 1973, cruzar la frontera con Francia para ver una película censurada por el franquismo.

"En su camino tropezaron con unos criminales etarras que los secuestraron, torturaron y asesinaron porque creyeron que eran policías", han apuntado, para añadir que las familias de Fouz, Quiroga y García siguen "demandando ayuda para localizar sus restos".

Además, han pedido a ETA quem "al mismo tiempo que se disuelve definitivamente, señale el lugar donde se deshizo de los cuerpos de Humberto, de Fernando y de Jorge". También han manifestado tener "una pequeña esperanza" de que algún día se encontrará "la fosa en la que ETA se deshizo de sus cuerpos", aunque "no se aprecian intenciones" por parte de la banda de "querer contribuir al esclarecimiento de los crímenes sin resolver".

LA IZQUIERDA ABERTZALE

En este sentido, ha denunciado que "el hecho de que la propia izquierda abertzale no quiera asumir algo tan necesario para la deslegitimación de la violencia como que el matar estuvo mal, siempre estuvo mal, y fue muy injusto, nos hace alejarnos de esa esperanza".

Finalmente, han agradecido a todas las personas que han contactado con ellos para "interesarse por el caso", ya que, "con su atención, contribuyen a que no se olvide que esa tragedia ocurrió y que aún hoy
sigue sin saberse dónde enterró ETA a esos jóvenes que deberían haber tenido toda una vida por delante".