Fernández pide una reflexión colectiva de la IA

Jonan Fernández
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 15/09/2014 13:09:15 CET

BILBAO, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El secretario de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández, ha reclamado una reflexión "colectiva" del la izquierda abertzale relativa a la "violación de derechos humanos en el pasado" porque "no se puede dejar solos a los presos en la autocrítica". Además, ha admitido que el desarme y la política penitenciaria "no avanzan" en la actualidad, aunque "la agenda de la paz" anota 'pasos' tanto en el ámbito social como en el político.

   En una entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Fernández ha destacado la necesidad de "una autocrítica colectiva" porque "lo que hayan podido hacer los presos en materia de vulneraciones de derechos humanos, forma parte de un diagnóstico y una estrategia decidida colectivamente".

   Según ha recordado, esta estrategia era la de que "utilizar la violación de derechos humanos como objetivo político estaba justificado". "Es esa reflexión la que merece una autocrítica colectiva", ha apuntado.

   Además, ha explicado que la "autocritítica" es "la expresión mas elevada de la libertad del ser humano". "Es una herramienta definitiva para la convivencia", ha apuntado.

   Según ha puntualizado, "la autocrítica, en este caso", en el momento actual, "tiene que ver exclusivamente con la violación de derechos humanos en el pasado, en el presente y en el futuro". Sin embargo, considera que "hoy, mirando al futuro, es fundamental que todo aquello que ha supuesto violación de derechos humanos en el pasado merezca una autocritica".

   "En la medida que ha habido estrategias políticas que han usado los Derechos Humanos con un objetivo político, merece una autocritíca", ha dicho.

   En su opinión, ello no tiene por qué constituir "una humillación", sino que supone "un acto de altura política y humana". "Ayuda a las víctimas, a la reconciliación, sana a quien ha cometido violaciones de derechos humanos, y es un paso de futuro que tiene también que ver con la política penitenciaria", ha apuntado.

   Fernández ha recordado que para que la política penitenciara y la situación de los reclusos para "pueda cambiar en los casos más graves" se va a necesitar de "un componente autocrítico, siempre relacionado con la vulneración de los derechos humanos".

"SIN HUMILLACIÓN"

   Además, ha rechazado que se deba "asociar autocrítica y humillación". "Nadie dice que nadie tenga que renegar de sus ideales, ni de sus principios, sino de algo muy elemental", ha afirmado.

   Lo que se reclama es "algo que es muy básico" porque "hacer una reflexión autocritica sobre violación de derechos humanos en el pasado es básico, sería un avance importantísimo y yo creo que va a llegar". "No se puede obviar que el sufrimiento padecido ha sido muy grande y es muy reciente", ha indicado.

   Ante la posible "objeción" de quienes afirmen que "no solo ETA ha violado los derechos humanos", ha indicado que "por supuesto", la tortura "exigirá autocritica". "La existencia del GAL o de otras organizaciones contraterroristas exigirá también autocrítica", ha manifestado.

   "Lo fundamental es que no se utilicen unos casos para minimizar los otros o hacer ver que no tiene importancia. La autocrítica debe ser individualizada y específica para el hecho del que se esté hablando, sin tratar de contraponer unas con otras", ha dicho.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies