Fiscalía vasca cree "difícil" que en Euskadi se pueda llegar a plantear acusaciones en el caso de bebés robados

Juan Calparsoro
EUROPA PRESS
Actualizado 19/09/2012 15:35:51 CET

BILBAO, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Fiscal Superior del País Vasco, Juan Calparsoro, ha considerado "difícil" que en Euskadi se pueda llegar a presentar algún escrito de acusación en el caso de robos de niños recién nacidos porque los procedimientos abiertos a raíz de las denuncias son "muy complicados".

También ha dicho no tener "constancia" de que se vayan a celebrar más "exhumaciones" y ha adelantado que "se está en fase de asegurar" que las cuatro practicadas corresponden a no enterramientos".

En una entrevista a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Calparsoro ha indicado que, por el momento, no existe "ningún escrito de acusación" y ha considerado "difícil" que se pueda producir en la Comunidad autónoma vasca. "Y creo que en el resto del Estado ocurrirá algo parecido", ha añadido.

Según ha explicado, son procedimientos "muy complicados" porque "han ocurrido hace muchos años", durante los que "han desaparecido muchos documentos". A su juicio, "no se aprecia una situación similar en todos los casos", porque existen supuestos "muy similares". "Hay casos dispares, todas las denuncias no son iguales", ha añadido.

Calparsoro cree que "se están produciendo dificultades" pese a que "se ha investigado a fondo", tanto por la Ertzaintza como por la Fiscalía.

Por otra parte, ha dicho no tener constancias de que se vayan a producir más exhumaciones al margen de las cuatro que se han llevado a cabo en Euskadi. También ha dicho que "se está en fase de asegurar" que las practicadas hasta la fecha efectivamente, corresponden a no enterramientos".

La Fiscalía de la Comunidad Autónoma Vasca tramitó, a lo largo de 2011, un total de 239 denuncias por robos de bebés y adopciones irregulares, la mayor parte en Gipuzkoa, según recoge la Memoria de la Fiscalía General del Estado.

El informe del Ministerio público destaca "la actividad desplegada" el pasado año en Euskadi en relación a las denuncias presentadas por sustracción de recién nacidos y adopciones irregulares, y cifra en 239 las denuncias presentadas y tramitadas en el conjunto de la Comunidad Autónoma Vasca. De ellas, 19 correspondieron a Gipuzkoa, 76 a Bizkaia y 34 a Álava.

Según la Fiscalía, el esclarecimiento de estos hechos se revela difícil, "por el largo tiempo transcurrido", el fallecimiento de testigos, la desaparición de documentos y, en general, la "escasez de datos".

Sin embargo, puntualiza que su actividad en este área "se sigue desarrollando con el máximo empeño y rigor", por lo que mantiene "contacto fluido con las asociaciones de afectados". En total, se practicaron cuatro exhumaciones, aunque, por el momento, "no se han formalizado acusaciones".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies