Foro Social reconoce "la soledad" de las víctimas y aboga por que "ninguna" se sienta excluida

Foro Social Permanente
EUROPA PRESS
Publicado 13/05/2018 16:52:20CET

SAN SEBASTIÁN, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El Foro Social Permanente ha destacado el papel que ha jugado la sociedad civil vasca "en sus múltiples expresiones" y ha considerado que es "imprescindible" continuar "recorriendo esta senda", al tiempo que ha llamado a hacer del diálogo entre diferentes "nuestra bandera para la paulatina resolución completa de todas las consecuencias del conflicto".

Representantes del Foro Social han comparecido este domingo en San Sebastián con motivo de que el próximo martes se cumplen 25 anos de las 'Conversaciones de Maroño', dinámica que reunió en 1993 a diversos agentes de la sociedad civil con el propósito de "poner en valor el diálogo multilateral para contribuir a la construcción de un escenario de paz".

La comparecencia, que ha tenido lugar de modo simbólico junto a la escultura de Néstor Basterretxea 'La Paloma de la paz', ha tenido entre sus objetivos el de "no dejar que caiga en el olvido esta dinámica" y poner en valor "lo que supuso, como contribución a la construcción de una memoria inclusiva".

El miembro del Foro Social Permanente Fernando Armendáriz ha dado lectura en castellano a un manifiesto en el que ha señalado que este foro "es hoy día una dinámica que engloba agentes de una cierta pluralidad de la sociedad civil vasca". "Somos humildes, no representamos a todos pero nuestra pluralidad es nuestra principal seña de identidad", ha destacado.

CONVERSACIONES DE MAROÑO

En esa línea, ha recordado que el 15 de mayo de 1993 se reunieron en Arantzazu diversas organizaciones de la sociedad civil vasca que tenían "puntos de vista muy diferentes sobre las razones de ser del conflicto", pero que coincidían en que "la construcción de una paz duradera era necesaria" y que, además, la sociedad civil "estaba llamada a jugar un papel determinante en ese proceso".

Las organizaciones que tomaron parte fueron Elkarri, Gesto por la Paz, Gestoras Pro Amnistía, Senideak, Gernika Batzordea, Gernika Gogoratuz, Herria 2000 Eliza, Denon Artean, Bakea Orain, y Errenteria-Oreretako Pake Taldea.

Sus objetivos fueron "analizar cuál era la naturaleza de la situación de conflicto y violencia que afectaba al país, tratar de consensuar un diagnóstico de la situación que se vivía, y elaborar una propuesta para plantear una posible solución".

El proceso se alargó hasta el 16 de enero de 1994 y, según ha destacado el Foro Social, "sentó las bases de lo que después se ha demostrado es imprescindible para la resolución de un conflicto con verdaderas garantías de no repetición: la implicación de la sociedad civil organizada como impulsora y garante de los pasos a dar".

Todos los grupos participantes firmaron el documento final donde se recogía que "el mejor camino" para la paz pasaba por "sustituir todas las expresiones de violencia por mecanismos de diálogo".

En ese sentido, el Foro Social Permanente ha mostrado su reconocimiento a las entidades que participaron en las
'Conversaciones de Maroño' y, en el seno de ellas, a las personas que "apostaron por el diálogo como método para resolver las diferencias".

"En un momento en que de nuevo el diálogo atraviesa un momento difícil, queremos volver a reivindicarlo como mejor herramienta para hacer frente a los retos que el futuro próximo nos depara", ha resaltado Armendáriz.

Asimismo, ha reconocido el trabajo realizado durante años por todas las entidades y personas que "desde posiciones muy diferentes" trabajan por la defensa de los derechos humanos de todas las personas, por el reconocimiento de todas las víctimas y por "construir una cultura de paz en un contexto de extrema violencia".

"TODAS LAS VÍCTIMAS"

El Foro Social ha querido hacer un reconocimiento especial a "todas las víctimas de todas las expresiones de violencia" y ha incidido en que esta sociedad "tiene una gran deuda con ellas". "Las víctimas de este país han soportado con paciencia los largos años de soledad y no reconocimiento y lo decimos desde el corazón. Y sin embargo, nunca hemos oído a la víctimas de este país pedir venganza o revancha, sino respeto, convivencia y reconciliación", ha subrayado.

Además, ha resaltado que las personas que conforman el Foro Social no se "resignan" a dejar que "el paso del tiempo sea la única cura para los problemas que aún quedan pendientes por resolver", al tiempo que ha considerado que "es la hora de que la ciudadanía, toda la sociedad civil, dé un nuevo paso adelante para construir la necesaria convivencia democrática en este país".

"Las condiciones objetivas para ello son hoy mejores que las de hace un par de semanas, incluso mejores que las que se crearon en 2011, y desde luego muchísimo mejores que las que vivían aquellos quienes, hace 25 años, decidieron emprender el camino del diálogo", ha afirmado.

A su juicio, dinámicas como las de Maroño son las que han llevado durante todos estos años a la sociedad vasca a "no resignarse en la construcción de la paz, a reinventarse, a crear nuevas herramientas para impulsar la paz y la convivencia".

"Nos queda trabajo por realizar. Todas las víctimas, y su derecho a la verdad, la justicia y la reparación. Nunca ninguna víctima más debe sentirse excluida", ha resaltado, para añadir que las personas presas y huidas tienen "su derecho a que se les aplique una política penitenciaria de carácter ordinario y que nunca ninguna persona presa más, ni ningún familiar, debe tener que sufrir un castigo añadido". "La construcción de una memoria inclusiva en la que todos los relatos se sientan razonablemente representados y que nadie sienta que sus ideas han sido derrotadas", ha concluido.

Contador