FVEM reclama a gobiernos central y vasco medidas anticrisis de inmediata aplicación por la situación crítica del sector

Actualizado 10/06/2009 15:12:24 CET

Pide facilitar crédito a las empresas, rebajar los impuestos y cuotas a la Seguridad Social e impulsar la demanda en sectores estratégicos

BILBAO, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación vizcaína de Empresas del Metal (FVEM), Ignacio Sáenz de Gorbea, anunció hoy que reclamarán, tanto al Gobierno central como al vasco, diez medidas "anticrisis" para su "inmediata" aplicación ante la situación "crítica" del sector.

En rueda de prensa en Bilbao, el presidente de FVEM presentó un decálogo de medidas "anticrisis" para detener la destrucción de empleo del tejido industrial, junto al gerente de la Federación, Jaime fernández, que presentó la Memoria de 2008.

Sáenz de Gorbea aseguró que están pasando "momentos difíciles y críticos" porque "la crisis se ha apoderado de las empresas en la que es la peor situación económica de los últimos tiempos" y añadió que el sector está viviendo una "debacle".

En este sentido, señaló que los datos del primer trimestre de 2009, con un descenso del 25,6 por ciento de la actividad productiva industrial respecto al mismo periodo del pasado año, registran resultados "desconocidos" en las series históricas.

En cuanto al empleo, destacó que en 2008 la actividad productiva del metal cayó un 4,3 por ciento y se perdieron más de 8.000 puestos de trabajo industriales, lo que representa una descenso del 12 por ciento. "Esta caída está causada por factores externos y no responde a movimientos cíclicos de la industria, sólo así se explica la rapidez y la profundidad con la que ha aparecido la recesión. Por tanto, el cambio en la tendencia debería contar con impulsos externos", agregó.

Sáenz de Gorbea indicó que la industria del metal tiene una "gran" inercia, de forma que las empresas que se vean obligadas a cerrar por la crisis, "no se reactivarán cuando se supere la actual coyuntura y desaparecerán definitivamente".

De esta manera, pidió al Gobierno vasco y central que tome medidas "urgentes" para detener la destrucción del tejido industrial y realice políticas integrales de apoyo al sector "siendo conocedores que además estamos compuestos por pequeña y mediana empresa".

Además, aseguró que es "imprescindible" que se tomen medidas que estimulen la liquidez en la economía, ya que las actuaciones realizadas hasta ahora para mejorar la situación del sistema financiero ha sido "del todo insuficiente".

"DIEZ MEDIDAS ANTICRISIS"

En esta línea, anunció que van a plantear a la Administración diez medidas anticrisis de "inmediata" aplicación para evitar una mayor destrucción del tejido industrial que se pueden concretar en cuatro puntos "esenciales".

Entre las propuestas, piden que se pueda "facilitar" el acceso a créditos a las empresas; que se rebajen además los impuestos y cuotas de la Seguridad Social a las empresas; que se actúe contra la morosidad; y que se acometan medidas de impulso a la demanda en sectores estratégicos.

El presidente de FVEM señaló que, para llevar a cabo estas medidas, es "necesario" que el mundo político se serene y "deje sus discurso de partido" para que pueda acometer "una política de Estado sin fisuras que ataje de forma directa la situación que estamos viviendo todos los sectores".

"Apelo a la responsabilidad de los políticos para hacer un pacto de Estado capaz de generar confianza en el mercado incentivando el engranaje productivo y financiero porque sino la crisis nos va a llevar a un mal final", indicó.

En esta línea, aseguró que las medidas tomadas hasta ahora "no son suficientes" y es "necesario" abordar reformas laborales, fiscales y energéticas, para que las empresas vizcaínas sean "competivas".

MEMORIA 2008

Por su parte, el gerente de FVEM, Jaime Fernández, dio a conocer los resultados de las empresas de la Federación en 2008 donde destacó que la actividad productiva de las mismas descendió un 4,3 por ciento, frente al crecimiento del 5,6 por ciento que experimentó la misma en 2007.

En este sentido, resaltó el último trimestre de 2008, en el que el descenso fue "particularmente abultado", ya que la producción cayó más de un 15 por ciento. Además, explicó que las caídas afectaron, en primer lugar, a la industria del metal ligada a la construcción e, "inmediatamente" después, a los bienes relacionados con el consumo.

Además, señaló que uno de los "hitos" de 2008 fue la firma del convenio colectivo provincial para la industria Siderometalúrgica de Bizkaia, que puso fin a un periodo de cuatro años sin ese marco de referencia.

Por otro lado, destacó que en el pasado ejercicio se incorporaron a la FVEM un total de 32 nuevas empresas para formar un total de 1.057 empresas asociadas, tres menos que en 2007.

Dentro de la memoria de 2008, se detallan las iniciativas impulsadas por la Federación como servicios a las empresas asociadas. De esta manera, en materia de formación, se impartieron 170 acciones formativas, con 2.400 alumnos.

Por otra parte, sobre la situación creada hace unas semanas en la elección del presidente de Cebek, después de que la FVEM se posicionara en contra de la reelección de José María Vázquez Eguskiza, Sáenz de Gorbea aseguró que la nota de prensa que emitieron refleja "100 por 100" lo que llevan pensando durante los dos últimos años.

En este sentido, aseguró que, tanto Cebek como su presidente, sabían "desde hace tiempo" la posición que tenía la Federación del Metal. Por último, ante la renovación de la presidencia de Confebask que se llevará a cabo en 2010, aseguró que no tienen ninguna posición "preconcebida" en relación a esta cuestión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies