Garitano dice que el endeudamiento "no es la primera intención", aunque "si no hay más remedio, habrá que hacerlo"

Actualizado 18/05/2012 13:48:30 CET

Destaca que Bildu es una fuerza "que negocia con el resto" y cree "perfectamente posible llegar a un acuerdo presupuestario este año"

BILBAO, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El diputado general de Gipuzkoa, Martin Garitano, ha dicho que el endeudamiento "no es la primera intención" del Gobierno foral, pero que "si no hay más remedio habrá que hacerlo, pero lo mínimo y cuando sea inevitable".

En una entrevista concedida a ETB, recogida por Europa Press, Garitano ha reconocido que recurrir al endeudamiento no es "la primera intención" del Gobierno foral y ha dicho que no quieren endeudarse "más allá de lo que ya está endeudado el patrimonio público guipuzcoano, pero si no hay más remedio habrá que hacerlo, aunque en lo mínimo y cuando sea inevitable, si es inevitable".

"Vamos a esperar unos meses más, estamos haciendo un seguimiento diario de los datos que llegan a la Hacienda y veremos", ha añadido, para rechazar un "discurso catastrofista, ni un mensaje alarmista".

Tras reconocer que la situación económica es "preocupante", ha considerado que "hay dinero que se está invirtiendo en proyectos que no van a ninguna parte y que deberían integrarse en el circuito financiero para que la economía pudiera dar un vuelco".

En su opinión, se puede recaudar "más y mejor, recaudar más a quien más tiene y combatir el fraude fiscal de manera determinante para recaudar más".

Además, ha dicho que hay "ajustar el gasto, sin tocar lo que para nosotros son líneas rojas, como bienestar social o el mantenimiento de las carreteras", entre otras. Por ello, ha precisado que van a recortar "todo aquello que, sin ser superfluo, pueda ser evitable, que no sea medular en la Diputación foral de Gipuzkoa".

En ese sentido, ha abogado por "paralizar" las obras del TAV porque "es una barbaridad que solo se explica por el empecinamiento político del Gobierno español, y también del vasco, que no tiene justificación".

FISCALIDAD

Por otro lado, ha indicado que el Gobierno foral de Bildu mantiene conversaciones con todos los partidos "porque queremos hacer una reforma fiscal más en profundidad y abordar con decisión el impuesto de sociedades o el de grandes fortunas" porque consideran que "hay bolsas de dinero a las que afectar con una reforma fiscal para que recaudemos más y podamos gastar más, en beneficio de la ciudadanía".

En su opinión, ve posible repetir un acuerdo con el PSE-EE en materia de fiscalidad y ha dicho ver a los socialistas vascos "con ganas de abordar ese debate".

En ese sentido, ha recordado que el PNV y Bildu llegaron a un acuerdo "para aprobar los presupuestos y una mora para construir la incineradora, y acordamos con el PSE-EE la reforma fiscal" porque "somos una fuerza política que negocia con el resto y es perfectamente posible llegar a un acuerdo presupuestario también este año".

Garitano ha reconocido que "el periodo preelectoral lo enreda todo, pero también es verdad que en una situación tan delicada como la que estamos atravesando en este momento, la responsabilidad política debiera mover a las diferentes fuerzas políticas a alcanzar acuerdos, por lo menos en aquello que sea fundamental".

Por otro lado, ha señalado que los ayuntamientos "lo están pasando mal, algunos peor que otros", aunque ha afirmado que "tampoco haría un discurso alarmante, pero hay que ser responsables". En ese sentido, ha asegurado que no hay situación de "gravedad" como para que la Diputación se plantee intervenir en algún ayuntamiento.

En cuanto al acuerdo con la Real Sociedad, que percibía hasta ahora algo más de un millón de euros para fomentar el uso del euskera, Garitano ha recordado que "era un compromiso que tenía adquirido el anterior Gobierno foral, que nosotros vamos a cumplir", pero ya han trasladado al consejo de administración del club de fútbol que no tienen "voluntad de seguir con ese patrocinio porque entendemos que no se entiende en este momento".