Gobierno prevé concluir 136 Retratos de víctimas en mayo o junio

Jonan Fernández e Ibon Areso
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 23/01/2015 16:35:26 CET

Bilbao estudiará el documento para "mapizar" a sus víctimas, aunque la posibilidad de colocar placas se consensuará con las familias

   BILBAO, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno vasco espera tener concluidos en mayo o junio los 136 'Retratos municipales de las vulneraciones del derecho a la vida' que está elaborando con el fin de que los ayuntamientos dispongan de "una herramienta" para poder desarrollar políticas de memoria "con nombres y apellidos", según ha explicado el secretario de Paz y Convivencia, Jonan Fernández.

   Fernández ha hecho entrega este viernes, junto a la directora de Víctimas y Derechos Humanos, Monika Hernando, del primero de estos documentos al alcalde de Bilbao, Ibon Areso, que ha anunciado que el Ayuntamiento bilbaíno va a "mapizar" los puntos dónde fueron asesinadas las 86 víctimas contabilizadas en la capital vizcaína entre los años 1960 y 2010, con una labor que pretende desarrollar de forma "absolutamente consensuada" con las familias de las víctimas.

   En una comparecencia en el Ayuntamiento de Bilbao, tras entregar este documento, el secretario de Paz y Convivencia del Gobierno vasco ha detallado que el cuadernillo correspondiente a Bilbao recoge 72 víctimas de ETA y otras organizaciones como Comandos Autónomos o ETA político-militar, 9 víctimas de los GAL, Batallón Vasco Español y "similares", siete víctimas de abusos policiales, una víctima con autoría confusa y otras seis que necesitan "mayor contraste e investigación" para determinar "con seguridad los hechos".

   El documento recoge tanto a las personas que fueron asesinadas en Bilbao, como a las víctimas originarias o vecinos de la capital vizcaína. Además de este primer 'retrato', el Gobierno vasco tiene también elaborados los correspondientes a San Sebastián y Vitoria, y está trabajando en el resto de documentos de cada municipio en el que "haya habido personas asesinadas".

   En total, se elaborarán 136 documentos que se espera tener terminados para "mayo-junio", con el fin de entregarlos a los "nuevos alcaldes" tras las elecciones municipales. El objetivo, según ha subrayado Fernández, es "ofrecer a los alcaldes una información objetiva", además de "rigurosa y muy aproximada a la realidad", para poder desarrollar políticas memoriales.

   El secretario de Paz y Convivencia ha explicado que el material "se ha elaborado, revisado y contrastado" con todos los listados publicados hasta el momento en materia de víctimas en una tarea "compleja" porque hay "sensibles diferencias" en la información que aportan las distintas bases de datos, y "delicada", porque "afecta al sufrimiento de personas y familias".

   Cada cuadernillo tiene carácter de "base de datos local" y recoge "todas las vulneraciones del derecho a la vida, sin excluir a ninguna víctima", y, por tanto, "no se trata de un documento de reconocimiento de víctimas" porque "el proceso de reconocimiento institucional a las víctimas es un proceso complementario, complejo, inacabado, todavía en discusión", ha precisado.

   De este modo, ha añadido, lo que se pretende es poner a disposición de los ayuntamientos "un herramienta" para impulsar "una memoria crítica frente a la violencia vivida en el pasado", que mantenga "vivo" el recuerdo de las víctimas y "se proyecte al pasado y al futuro".

   "Es el retrato de los rostros humanos del sufrimiento de cada víctima injustamente asesinada. Cada cuadernillo es un retrato municipal y humano de lo que nunca debe repetirse ni olvidarse. Son una base para hacer una política de memoria con nombres y apellidos", ha insistido Fernández, que ha apelado a no olvidar "la personalización del sufrimiento, más allá de cualquier debate político, de contexto o de cualquier otra materia".

MAPA EN BILBAO

   Por su parte, el alcalde de Bilbao ha afirmado que el Ayuntamiento "va a estudiar" este documento, pendiente de "un mayor desarrollo de investigación", y "posiblemente de ese estudio pueda salir el ubicar o mapizar dentro de Bilbao los puntos en donde ha habido algún tipo de fallecimiento por la violencia".

   En cualquier caso, ha precisado que "eso tendría que ser consensuado con las víctimas y no planteado desde una forma unilateral desde el Ayuntamiento".

   De este modo, ha señalado que "tenemos por delante la "geolocalización" de esos puntos, pero "el paso de poner placas" en memoria de las víctimas que fueron asesinadas en esos lugares "tiene que ser absolutamente consensuado con la familia" porque algunas pueden querer que se coloque, pero otras pueden "no querer ahondar en el recuerdo a través de esa placa".

   Tras recordar que Bilbao cuenta ya con un monolito en recuerdo a las víctimas en el parque de Casilda Iturrizar, de manera previa a esta "geolocalización", ha explicado que el Ayuntamiento dispone en los presupuestos de 2015 una partida para poder "estudiar y atender la petición" de reconocer los puntos en los que se ha producido un fallecimiento.

   Areso ha insistido en que, en el "nuevo tiempo" en que vivimos, "la convivencia solo puede asentarse sobre la memoria de lo ocurrido y el respecto a las víctimas". El regidor bilbaíno ha reconocido que "siempre hemos condenado la violencia", si bien "tal vez durante algún tiempo hemos sido un poco tibios en ser dar a las víctimas ese calor que necesitaban".

   De este modo, ha afirmado que, aunque "las cosas han ido a mejor",  es necesario "restañar las heridas que ha dejado la violencia de ETA pero también algunos epígonos como el GAL y el Batallón Vasco- Español". Según ha indicado, la memoria contribuye a que "seamos una sociedad más justa, más tolerante y, en definitiva, más democrática y más civilizada".

   "Todo ello en una sociedad que tenga como base los valores del pluralismo, del respeto a los derechos humanos, el reconocimiento del dolor ajeno, la reparación moral de las víctimas y sus allegados, las actitudes éticas y la interpretación de que todo ello no debe ser considerado como la victoria de unos proyectos políticos sobre otros proyectos políticos", ha agregado.

   Areso ha lamentado que "el horror de la sinrazón se ha cebado en muchas familias que no comprenden por qué se ha matado a su padre, a su hijo, y que, además, igual no lo van a aceptar nunca ni lo van a perdonar". "Hay otras víctimas que han adoptado nuevos caminos de convivencia. Podemos comprender a las primeras, pero nuestro deseo es que, desde el recuerdo, hagamos que florezca una nueva Euskadi sin sed de venganza, con respeto y con libertad", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies