Gobierno vasco afirma que su "criterio" es que en las sociedades debe prohibirse fumar

Fumador, tabaco
EP
Actualizado 04/03/2011 18:54:18 CET

VITORIA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Sanidad del Gobierno vasco ha asegurado que su "criterio" respecto a la posibilidad de fumar en las sociedades o 'txokos', es que las sociedades recreativas legalmente constituidas, "deben ser consideradas espacios de uso público y, como tales, en ellas debe estar prohibido fumar".

La Consejería dirigida por Rafael Bengoa ha emitido un comunicado para "clarificar" la forma en la que la conocida como Ley antitabaco afecta a espacios como los 'txokos' o sociedades gastronómicas, dadas las diferentes interpretaciones que a este respecto se están realizando en las últimas semanas.

El Departamento de Sanidad ha recordado que la aplicación de este principio legal, a través de su inspección y sanción, está siendo analizada en un grupo de trabajo en el que participan las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad, "con el fin de alcanzar criterios comunes" en su puesta en práctica.

Este "consenso técnico", según ha indicado, será elevado para su aprobación a la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema nacional de Salud.

El Departamento de Sanidad del Gobierno vasco ha explicado que en esta materia, su "criterio" es que "todo tipo de sociedades recreativas establecidas al amparo de la Ley de Asociaciones, es decir legalmente constituidas, deben ser consideradas espacios de uso público y como tal, en ellas debe estar prohibido fumar".

La Consejería ha recordado que "así se recoge en el documento que está siendo sometido a consenso y con el que este Departamento ha mostrado su acuerdo".

De esa forma, ha asegurado que las declaraciones que se han realizado desde la propia Consejería en torno a este asunto --que en algunos casos han sido interpretadas en el sentido de que, provisionalmente, no estaba prohibido fumar en 'txokos'-- "no expresan que sea legal fumar en las sociedades gastronómicas o de otro tipo, sino que la exigencia de su cumplimiento comenzará una vez se disponga de un criterio común con el resto de comunidades autónomas".

El Departamento de Sanidad ha apelado "al respeto de los derechos de las personas no fumadoras" y ha confiado en que la ciudadanía dé "un nuevo ejemplo de convivencia".