Gobierno vasco: Habrá Ley sobre Víctimas Policiales antes de fin de legislatura

Jonan Fernández
EUROPA PRESS
Actualizado 27/04/2016 11:16:10 CET

Fernández dice que, "con el tiempo", se logrará llegar a "un mínimo" sobre el relato de lo ocurrido en Euskadi

BILBAO, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández, ha afirmado este miércoles que, "si todo va bien", se aprobará, antes del fin de la actual legislatura, el proyecto de Ley con el que quiere reparar y reconocer a las víctimas de motivación política que sufrieron violaciones de derechos humanos entre 1978 y 1999, y que fue aprobado este pasado martes en Consejo de Gobierno.

En una entrevista a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, Fernández ha señalado que dicha Ley dotará de "mayor y más firme seguridad jurídica a esta voluntad política", y ha explicado que "se ha hecho una nueva definición de las víctimas porque estamos en una nueva época, y se han realizado modificaciones técnicas para mejorar el anterior decreto", que data de junio de 2012 y que ofreció la misma cobertura a las víctimas policiales del período 1960-1978.

De esta forma, el secretario de Paz y Convivencia del Ejecutivo autónomo ha destacado que lo más importante del proyecto de Ley es "la esencia", ya que se trata de "una Ley para reconocer a las víctimas que no están reconocidas". En este sentido, ha citado el ejemplo de Lasa y Zabala que, "aunque algunos no lo sepan, no están reconocidos oficialmente como víctimas".

"Una Ley así va a hacer Justicia, porque va a reconocer a algunas víctimas que hasta ahora no estaban reconocidas. Esto tiene una gran importancia a la hora de realizar una lectura crítica del pasado, para que esa lectura sea integral y no margine a nadie. Va a ser difícil, y largo, pero demuestra una voluntad política para hacer una lectura crítica e integral sobre el pasado", ha explicado.

Además, ha destacado que se debe mantener "el mismo compromiso" con todas las víctimas, "y lo que hacemos con esta Ley es decir que no vamos a marginar a algunas víctimas y vamos a tratar de tenerlas a todas en cuenta y reconocer todas las conculcaciones de derechos humanos, cuando vayamos a construir la convivencia y el futuro de este país".

"Creo que se va a aprobar antes del fin de la legislatura. Somos optimistas en ese aspecto. Llevamos a hablando sobre este tema desde diciembre de manera seria con los grupos parlamentarios, y creo que, si todo va bien, vamos a conseguir que se apruebe antes del fin de la legislatura", ha reiterado.

RELATO

Asimismo, Jonan Fernández ha destacado que, "con el tiempo", se logrará llegar a "un mínimo" sobre el relato de lo acontecido en Euskadi en el último medio siglo, aunque ha asegurado que "no nos podremos poner de acuerdo en una interpretación general", ya que, según ha dicho, "eso no ha ocurrido nunca en ningún sitio".

"Cuando han ocurrido situaciones difíciles como ésta, es lógico que una sociedad plural tenga opiniones plurales, pero en torno a las conculcaciones de derechos humanos es necesario compartir un mínimo, una valoración crítica, sea terrorismo, violencia o cualquier conculcación de derechos humanos", ha indicado.

En este sentido, ha señalado que ese "mínimo" se puede formular de "distintas maneras", pero que, sea una de o de otra, "tenemos que dejar escrito y fijado para el futuro que toda conculcación de derechos humanos realizada en el pasado estuvo mal, no se puede justificar y no se puede repetir".

"Cuando hablamos de las víctimas del franquismo y recordamos lo que sufrieron, de una u otra manera, estamos diciendo eso. Cuando hablamos de la violencia de ETA, estamos diciendo eso, o cuando hablamos de la violencia del GAL, estamos diciendo eso", ha asegurado.

En esta línea, ha afirmado que "no es tan complicado" llegar a un "mínimo" a la hora de confeccionar un relato de lo sucedido, y ha destacado que "la cuestión no es valorar la postura política de cada uno, ya que eso es legítimo, cada uno hace su apuesta y eso es libre".

"Pero otra cosa son las conculcaciones de los derechos humanos, matar a otro, y en torno a eso es necesario compartir una reflexión crítica, para construir el futuro de otra manera y ofrecer a las nuevas generaciones una especie de lección o conclusión", ha explicado.