Gobierno vasco cree "incomprensible" que se impida algo "tan sencillo" como mantener la actual tarjeta sanitaria

Publicado 28/01/2015 19:19:29CET

BILBAO, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Departamento vasco de Salud ha afirmado, en relación a la decisión del Tribunal Supremo de desestimar el recurso del Gobierno vasco contra el real decreto 183/2004, que regula la tarjeta sanitaria individual, que es "incomprensible que se impida algo tan sencillo como mantener la actual tarjeta sanitaria, teniendo en cuenta que ésta incluye el contenido básico incuestionable: información e interoperabilidad".

En este sentido, el Ejecutivo vasco ha destacado que siempre ha defendido y compartido que los elementos esenciales que debe contener la Tarjeta Sanitaria son la acreditación del titular con derecho a recibir prestaciones sanitarias en todo el Sistema Nacional de Salud y la interoperabilidad.

Tras precisar que aún no ha recibido la sentencia del Tribunal Supremo, el Departamento dirigido por Jon Darpón ha recordado que Euskadi lleva 30 años gestionando la Tarjeta Individual Sanitaria bajo estas premisas, siendo la de Osakidetza una de las primeras tarjetas sanitarias individuales de todo el Estado, sin que "nunca ello haya provocado problema alguno", por lo que considera una "invasión de competencias, además de improcedente, que se exija el cambio de su diseño".

A su juicio, el Gobierno del Estado ha "sobrepasado" la encomienda que le hace la ley 16/2003 sobre los elementos esenciales que debe contener la Tarjeta Sanitaria que el Departamento de Salud entiende que deberían ser la acreditación del titular y la interoperabilidad de los dispositivos informáticos.

"Es obligación de las administraciones públicas pensar en las personas y, en este momento, en el ámbito sanitario, lo importante es garantizar la interoperabilidad de las tarjetas sanitarias para compartir datos administrativos y clínicos, y en eso estamos de acuerdo desde el Departamento de Salud del Gobierno vasco y ésa es nuestra línea de trabajo. El resto no debiera distraernos", ha concluido.