Gobierno Vasco dice que una reflexión crítica sobre el pasado marcará la convivencia de "las familias políticas"

Jonan Fernández, en una imagen de archivo
IREKIA - Archivo
Publicado 08/04/2018 11:29:12CET

Valora el acercamiento de presos por parte de Francia frente a la "falta de receptividad del Gobierno español en política penitenciaria"

BILBAO, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Paz y Convivencia del Gobierno Vasco, Jonan Fernández, ha asegurado que el "verdadero hito" que va a marcar "un antes y un después en la convivencia" en Euskadi es que, "en algún momento, todas las familias políticas puedan hacer una reflexión crítica sobre el pasado, sobre la violencia ocurrida, que incluya también a ETA".

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, Fernández ha analizado la celebración este domingo del primer aniversario del desarme de ETA escenificado en Baiona el 8 de abril de 2017, así como los retos de cara a futuro.

En este sentido, el secretario de paz y convivencia ha indicado que hay que trabajar por la convivencia, pero con unos "principios claros", ya que "la vida es cesión, aproximarse unos a otros, pero también implica mantener principios muy claros si lo que ha mediado es la violencia, el terrorismo o la violación de los derechos humanos".

Tras subrayar que se vive un escenario mejor que el de hace un año y el desarme era "un paso necesario", ha advertido de la necesidad de "tomar altura, perspectiva, y ver dónde estamos y hacia dónde vamos", ya que "quedan por delante objetivos importantes".

"Hemos estado hablando durante los últimos años de que principalmente teníamos tres grandes escollos: todo lo que tenía que ver con el desarme y disolución de ETA; lo relacionado con la política penitenciaria y, en tercer lugar, lo relacionado con la reflexión critica con el pasado", ha añadido.

En este sentido, ha reiterado que el reto de la convivencia a futuro es este último escollo, de tal forma que "lo que va a marcar un antes y un después en la convivencia es que, en algún momento, todas las familias políticas de este país puedan hacer una reflexión crítica sobre el pasado, sobre la violencia ocurrida que incluya también a ETA".

"Ése es el verdadero hito que marcará un antes y un después en la convivencia. Lo que permitirá decir que hemos pasado una pagina muy importante de una historia triste en el pasado", ha expresado.

OBRA "CORAL"

Según ha sostenido, la construcción de la paz es una obra "muy coral y participada", ya que "ni todo empezó el 8 de abril de 2017 ni todo terminó ese día" y, por ello, se trabaja "en la dirección de hacer una memoria crítica del pasado", cuestión que ha confiado va a darse.

Cuestionado por un posible comunicado de ETA anunciando su final definitivo, Fernández ha señalado que, para que la desaparición de ETA sea tenida en cuenta y tenga "valor", debe ser "unilateral, efectiva y definitiva".

"Debe hacerse sin contrapartidas y clara en sus términos, además de irreversible. Las informaciones que se van filtrando al respecto parecen apuntar en esa dirección. Ojalá sea así, porque si es así, habremos dado otro paso importante en el final definitivo de la violencia y de la construcción de la convivencia", ha incidido.

POLÍTICA PENITENCIARIA

En lo que respecta a los traslados de presos de ETA a cárceles cercanas a Euskadi llevados a cabo durante las últimas semanas por el Gobierno galo, Fernández lo ha valorado "positivamente", ya que "supone un giro importante", e indica el inicio de un camino diferente en contraste con la falta de receptividad del Gobierno español en política penitenciaria".

"Además, es importante porque se produce una predisposición del Gobierno francés al diálogo tanto con el Ejecutivo vasco como con representantes de Iparralde", ha sostenido.

De este modo, y pese a reconocer que con el gobierno español "diálogo y contactos siempre hay", ha lamentado que lo que no se da "por el momento es receptividad".

"Es una pena. Es difícil de entender que el Gobierno español no escuche las peticiones que la gran mayoría de la sociedad vasca y las instituciones hacemos", ha afirmado, para añadir que "la lectura que pueda hacer el Ejecutivo central sobre la política penitenciaria y sus efectos y la que hace el Gobierno vasco son completamente diferentes".

Por último, preguntado por la importancia del relato, ha señalado que "la memoria tiene una importancia grande", aunque ha defendido que "no se debe pensar que la sociedad es un receptor pasivo de mensajes, sino que, por contra, es crítico".

"Si alguien piensa que puede cincelar un relato concreto sobre lo ocurrido en este país y la sociedad lo va a absorber inocentemente está muy equivocado. La sociedad tiene una idea muy clara de lo que ha pasado, de que lo que hizo ETA está mal, de que hubo otras vulneraciones de derechos humanos y de que el terrorismo debe ser deslegitimado", ha concluido.