Gobierno Vasco dice que la sentencia del TS "de momento no cambia nada" de la jornada de los funcionarios

Actualizado 02/02/2018 10:50:04 CET

Aboga por analizar junto a las organizaciones sindicales "qué camino" seguir ante una decisión que inscribe en una "campaña recentralizadora"

BILBAO, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El viceconsejero de Función Pública del Gobierno Vasco, Andrés Zearreta, ha señalado que pese a la anulación por parte del Tribunal Supremo de la jornada laboral de 35 horas de los funcionarios vascos, "de momento", la sentencia "no cambia nada" y ha abogado por analizar junto a las organizaciones sindicales "qué camino seguimos".

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, Zearreta se ha referido a la decisión de la Sala III de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo de ratificar la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), de 20 de diciembre de 2016, que anulaba el Decreto autonómico que establecía una jornada de trabajo efectivo de 35 horas semanales para los funcionarios vascos.

Tras enmarcar la decisión dentro de una "campaña recentralizadora" del Gobierno español, ha incidido en que "tenemos que pensar cómo actuar en adelante y cómo hacerlo en común con otros agentes".

"La sentencia ha puesto en cuestión acuerdos y compromisos que el Gobierno ha adquirido con los representantes de los trabajadores desde hace tiempo. Es una cuestión que nos afecta a todos y entre todos tenemos que buscar algún camino", ha afirmado, para añadir que se deberá escuchar a "la parte sindical y, entre todos, buscar una fórmula" para que el servicio que se ofrece a la ciudadanía "no se ponga en cuestión".

Cuestionado por si la sentencia puede condicionar futuras Ofertas Públicas de Empleo, Zearreta ha advertido de que en la planificación del Ejecutivo vasco una cuestión importante en la presente legislatura es la oferta pública de empleo", que también "está siendo objeto de una legislación tremendamente restrictiva".

"El problema no es puntual con la jornada sino general. Es una intención de un Estado que pretende, a golpe de legislación, volver a recuperar determinadas capacidades que en su momento pudo entender perdidas. Es un problema global", ha reprobado.

De este modo, ha incidido en que "el intento de la administración central de recentralizar competencias afecta al eje de diseño organizativo de la administración" vasca.

Por último, ha querido transmitir "tranquilidad" a los trabajadores públicos, ya que la sentencia, "de momento, no cambia nada". "Hay que leer la sentencia y los términos en que está escrita. Luego compartir su contenido con la parte sindical y una vez analizada buscar vías para que la calidad del servicio no se vea resentida ni los derechos de las personas. No cambia nada en este momento, en adelante y en común, veremos qué camino seguimos", ha finalizado.