Gobierno vasco se reúne con representantes del Ministerio de Sanidad para intentar resolver la polémica con La Rioja

Actualizado 14/11/2011 14:48:38 CET

Fernández critica que el Ejecutivo riojano no pida dinero a Navarra por atender a sus pacientes y que si lo exija a Euskadi

VITORIA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El viceconsejero de Sanidad del Gobierno vasco, Jesús María Fernández, se reunirá este lunes en Madrid con el secretario general de Sanidad del Ejecutivo central, Alfonso Jiménez, para buscar una solución al problema generado con la decisión del Gobierno riojano de dejar de prestar atención sanitaria especializada a los pacientes de municipios alaveses cercanos a Logroño.

Fernández, a través de un comunicado, ha reprochado al Ejecutivo de La Rioja que haya "decidido de forma unilateral, no comunicada y no negociada, negar atención especializada a vecinos de Rioja Alavesa, en contra de lo que se venía haciendo en la zona desde tiempos del Insalud".

El viceconsejero, en la línea de lo expresado el pasado viernes por el consejero de Sanidad, Rafael Bengoa, ha afirmado que el Ejecutivo autonómico está dispuesto al "diálogo" con el Gobierno de la comunidad vecina, con el fin de "analizar y ordenar la circulación de pacientes" entre Euskadi y La Rioja.

No obstante, ha condicionado esta oferta a que el Gobierno riojano "vuelva a prestar atención especializada a los vecinos de Rioja Alavesa a quienes ahora se la niega". Además, ha expresado su "rechazo frontal" a cualquier fórmula "que implique contraprestaciones económicas por la atención de pacientes de comunidades vecinas".

A su juicio, "transaccionar este tipo de relaciones solamente provocaría un encarecimiento de la atención y la creciente burocratización del Sistema Nacional de Salud".

Ante esta situación, ha mostrado su "desconcierto" ante el acuerdo alcanzado entre los Gobiernos de La Rioja y Navarra para la atención mutua de pacientes, al no contemplar dicho pacto "contraprestación económica alguna, algo que el Ejecutivo riojano sí exige a la Comunidad Autónoma del País Vasco".

"MALESTAR"

Fernández ha expresado su "profundo malestar" por la forma de actuar del Gobierno de La Rioja, al que ha reprochado que adoptará una decisión "de gran envergadura" sin antes haberla discutido con el Ejecutivo vasco. También ha censurado que la decisión no se haya comunicado con antelación, de forma que fueron las personas a las que se negaba la atención "quienes alertaron a las autoridades sanitarias vascas de lo sucedido".

El viceconsejero ha recodado que "históricamente y por la mayor proximidad geográfica", una parte de la población de Rioja Alavesa ha recibido atención especializada por profesionales sanitarios de la Comunidad de La Rioja, en concreto y desde hace años, en el Hospital San Pedro de Logroño.

Desde la época del Insalud, la población de los municipios de esta zona estaba adscrita oficialmente a los cupos de los especialistas de Logroño y esa situación se ha venido manteniendo de hecho después de las transferencias sanitarias a las comunidades autónomas.

El Departamento de Sanidad del Ejecutivo vasco ha recordado que este pasado mes de septiembre el Gobierno de La Rioja, "sin comunicación expresa previa a las autoridades sanitarias vascas ni a pacientes ni a profesionales de la zona", paralizó la citación de las derivaciones a atención especializadas solicitadas por parte de los médicos de atención primaria de Rioja Alavesa.

"ESCOLLO INSALVABLE"

Según ha explicado, desde que se conoció esa medida, "se han sucedido las reuniones entre responsables sanitarios riojanos y vascos, sin que se haya avanzado en la búsqueda de un posible acuerdo". El Departamento de Sanidad ha calificado de "escollo insalvable" la negativa del Gobierno de La Rioja a "volver a la situación de partida y atender a aquellos pacientes vascos a los que ahora rechaza".

Además, ha asegurado que esta decisión "pone en peligro la cohesión nacional en el ámbito de la atención transfronteriza a pacientes de comunidades vecinas". El Gobierno vasco ha explicado que esta situación afecta a aproximadamente 5.000 vecinos de Rioja Alavesa, aunque, de extenderse a otras zonas del Estado, podría repercutir en unas 100.000 personas.

El Servicio Vasco de Salud-Osakidetza ya está ofreciendo atención especializada a aquellos pacientes de Rioja Alavesa "a quienes se la niega el Gobierno de La Rioja". Además, ha confiado en que "por una vía u otra y en el plazo de tiempo más corto posible, se reconduzca la situación y se vuelva a atender" a estas personas en el Hospital San Pedro de Logroño.

Con ese objetivo, Fernández, se reunirá con el secretario general de Sanidad del Ejecutivo central, Alfonso Jiménez, para buscar una solución al problema.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies