Gobierno vasco revisa los protocolos en el centro de menores de Ibaiondo para garantizar la seguridad de los educadores

Actualizado 12/05/2016 18:32:50 CET

BILBAO, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno vasco ha lamentado y mostrado su total rechazo por la agresión sufrida por una educadora del centro de internamiento de menores de Ibaiondo, situado en la localidad guipuzcoana de Zumarraga, y ha anunciado que está actualizando los protocolos con el fin de poner en marcha "todas las nuevas medidas posibles que garanticen su seguridad durante el ejercicio de su labor profesional".

En un comunicado, ha señalado que "tan pronto como los trabajadores pusieron en conocimiento la agresión por parte de uno de los menores internados, personal de la Dirección de Justicia se trasladó al centro para mostrar su total apoyo a esta trabajadora, extenderlo al conjunto del conjunto del personal y ponerse a su disposición para abordar el problema y buscar una solución".

En este sentido, el Gobierno vasco trabaja ya, junto con la dirección del centro de menores de Ibaiondo, para revisar las operativas, actualizar protocolos y poner en marcha todas las nuevas medidas posibles que garanticen su seguridad durante el ejercicio de su labor profesional.

Entre las medidas más inmediatas, el Gobierno vasco ha aumentado el personal dedicado a la seguridad del centro, ha intensificado las inspecciones tanto en días laborales como festivos y fines de semana, y ha revisado la operativa del centro, todo lo que tiene que ver con los protocolos de actuación.

Asimismo, ha creado la figura de una persona instructora a tiempo completo, encargada de la formación continua del personal de seguridad. Esta persona instructora se encarga también de la formación específica e inicial de las personas que acceden por primera vez a un puesto de seguridad en Ibaiondo.

El centro educativo de Ibaiondo es el único de los seis que hay en Euskadi catalogado como "Nivel I", lo que supone que los menores condenados por los tribunales vascos por haber infringido la ley cumplen las medidas más restrictivas, que son las de internamiento.

El Gobierno vasco ha dicho ser consciente de "las dificultades con las que se encuentran los profesionales que trabajan en este centro de menores" y, por ello, ha reiterado que "su seguridad es prioritaria".

En Ibaiondo, trabajan más de 100 personas en los servicios de administración, coordinación, psicología, trabajo social, educación, talleres, cocina, limpieza, lavandería, servicio médico, enfermería, y psiquiatría.

SEIS CENTROS DE MENORES EN EUSKADI

El Gobierno vasco tiene la competencia de ejecutar las medidas que los tribunales imponen a las personas menores de edad con responsabilidad penal desde el año 1985, competencia que se conoce con el nombre de "Servicio de Justicia Juvenil". Esta competencia, requiere de una inversión anual que ronda los 13 millones de euros. Concretamente, para 2016, se han presupuestado 13.105.753 euros.

El Gobierno vasco cuenta con seis centros educativos de justicia juvenil (Ibaiondo, Txema Finez, Uribarri, Urgozo, Andoiu/Gorbeia y Bilbao) atendidos por alrededor de 225 profesionales, cuya finalidad es acoger, reeducar y reinsertar en la sociedad a las personas jóvenes condenadas por los tribunales.