Goia cree un error centrar el problema de las agresiones en un espacio festivo concreto y aboga reflexionar "con calma"

El alcalde, Eneko Goia, y el edil Alfonso Gurpegui
AYUNTAMIENTO DONOSTIA
Publicado 20/08/2018 14:21:52CET

Destaca que el número de delitos ha descendido, mientras que el número de detenidos es mayor que el de Semana Grande del año pasado

SAN SEBASTIÁN, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, ha afirmado que será necesario "reformular algunas cosas" respecto al ámbito de las terrazas del Kursaal, donde se han producido tres de las denuncias por agresión sexual de las fiestas, pero ha considerado que "sería un error pensar que el problema está en el espacio festivo", ya que "es mucho más profundo que todo eso". En ese sentido, ha subrayado que queda un año para "tomar una decisión y reflexionar con tranquilidad".

Goia ha ofrecido una rueda de prensa para hacer balance de la Semana Grande donostiarra, que finalizó el pasado sábado, en la que ha comparecido junto al concejal de Fiestas, Alfonso Gurpegui, y en la que ha recordado que, en total, por delitos de diversa naturaleza, ha habido siete denuncias por agresión sexual, "la mayoría por tocamientos, una ligada a hurto, otra denuncia por las cámaras y una denuncia por violación".

El alcalde ha considerado que el aumento en el número de denuncias respecto a la Aste Nagusia donostiarra del año pasado, en la que solo se registró una, puede tener que ver con "la sensibilidad que hay con respecto a esta cuestión", lo que hace que "la denuncia se haga con mayor facilidad de lo que se hacía en el pasado, lo cual creo que es bueno".

En ese sentido, ha reiterado que este tipo de agresiones "están totalmente fuera de lugar" y ha incidido en la necesidad de "trabajar de cara a futuro como sociedad, desde el Ayuntamiento por supuesto, pero también entre todos los agentes implicados, padres, madres o los propios jóvenes para superar esta situación".

ESPACIO FESTIVO

A su juicio, pese a que tras la última agresión denunciada se canceló la 'diskofesta' de las terrazas del Kursaal por decisión de la Junta de Portavoces, "nos equivocaríamos si focalizáramos la cuestión solamente en el espacio festivo". "El año pasado la denuncia que tuvimos fue en Urgull y a futuro no sabemos dónde la podemos tener, creo que hay que saber diferenciar las cosas", ha afirmado.

Por ello, ha considerado que tomar una decisión sobre este ámbito "un lunes, a un día de haber terminado las fiestas y a un año vista de la próxima Aste Nagusia" no sería adecuado. "Creemos que hay reformularlo sí, pero veremos cómo lo hacemos y la decisión ya se tomará en el momento en que haya que tomarla, con calma, con sosiego, con las parte implicadas, con la perspectiva de seguridad, de fiestas, de la gente joven que también tienen algo que aportar a la reflexión que debemos hacer y veremos cuál es la nueva propuesta", ha asegurado.

El regidor donostiarra se ha mostrado convencido de que la seguridad no ha fallado, porque "el dispositivo de seguridad era el mayor de los últimos años y adecuado". En ese sentido, ha remarcado que "en un lugar en el que hay miles de personas, el poder estar al corriente de cada una de las situaciones particulares que se producen es absolutamente imposible. Ni aquí ni en ningún otro sitio", al tiempo que ha destacado que "en todos los casos que se han producido en este entorno las detenciones han sido inmediatas".

OPERATIVO

Asimismo, ha valorado que el operativo especial de Semana Grande diseñado por la Ertzaintza y la Guardia Municipal, que cuenta también con la participación de Seguridad Ciuidadana, Bomberos, Cruz Roja y DYA, así como de personal municipal, "ha funcionado de forma coordinada y satisfactoria", lo que, en su opinión, ha permitido tener "un buen nivel de seguridad sin que haya que reseñar ningún incidente de gravedad".

Según el primer balance de delitos de Guardia Municipal y Ertzaintza, el número de denuncias registradas es inferior al del pasado año, mientras que el número de detenidos es mayor que el del año pasado.