Hacienda de Gipuzkoa prepara una batería de modificaciones de impuestos municipales que afectan al IBI, IAE y plusvalía

Actualizado 24/02/2012 16:43:39 CET

SAN SEBASTIÁN, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Hacienda de Gipuzkoa prepara un proyecto de Norma foral que modificará impuestos municipales, en concreto afectará al los impuestos sobre bienes Inmuebles (IBI), sobre Actividades Económicas (IAE) y de plusvalía.

En un comunicado, la Diputación de Gipuzkoa ha explicado que en la reunión que mantuvo este pasado jueves el Órgano de Coordinación Tributara (OCT) dio cuenta de las modificaciones que está preparando en los impuestos municipales. Una batería de medidas que ya ha sido redactada en un primer borrador y que, en unas semanas, analizará el consejo foral de diputados para, a continuación, remitirse a las Juntas para su tramitación, si se estima oportuno.

La propuesta de Gipuzkoa afecta, sobre todo, al Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), al Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) y al impuesto de plusvalía.

La Diputación ha indicado que de ser aprobadas las normas propuestas tendrán consecuencias sobre los impuestos municipales. Por un lado, afectarán a las viviendas vacías, al tiempo que "mejorarán la financiación de los municipios", ha asegurado.

A ello ha añadido que las personas que se encuentren en un proceso de desahucio "vivirán una situación algo más aliviada". La Diputación guipuzcoana propone la aplicación de un recargo en el IBI de hasta un 150 por ciento sobre las viviendas que no constituyan la residencia habitual de su propietario, siempre y cuando así lo decida el Ayuntamiento.

Además, según la propuesta del fisco guipuzcoano, el límite de exención en el IAE pasará de dos millones de euros a un millón. La Diputación espera que con estas medidas los municipios guipuzcoanos reciban cerca de tres millones de euros. De este modo, prevé que la recaudación del IAE subirá en torno "a un 11 por ciento".

La Diputación de Gipuzkoa también propone modificar el impuesto de plusvalía, de manera que en ejecuciones de hipotecas, quien resulte ser el nuevo propietario de la vivienda pasará también a ser el sujeto pasivo del impuesto, y no la persona que la transmite.

Es decir, que quienes sufran algún proceso de desahucio no tendrán que pagar este impuesto, sino quienes lo adquieran. La OCTE ha emitido un informe favorable a esta medida, que fue propuesta por las tres diputaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies