Ibarra cree que, con el fallo del TJUE, los jueces "hoy" pueden decir que "no son los cobradores del frac"

Juan Luis Ibarra y Alfonso González-Guija
EUROPA PRESS
Actualizado 14/03/2013 17:20:03 CET

Llama a superar "la conciencia de vergüenza social" que existe en torno a los desahucios porque "ser pobre es absolutamente digno"

BILBAO, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Juan Luis Ibarra, ha afirmado que "hoy" los jueces sí pueden decir que no son "los cobradores del frac", después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) haya dictaminado este jueves que la legislación española sobre desahucios vulnera la normativa comunitaria, porque no garantiza a los ciudadanos una protección "suficiente" frente a cláusulas "abusivas" en las hipotecas. "Juzgar no es cobrar, sino resolver sobre cuestiones controvertidas", ha subrayado.

Además, el máximo representante de la Judicatura vasca ha realizado un llamamiento a superar "la conciencia de vergüenza social" que existe en torno a los desahucios porque "ser pobre es absolutamente digno".

En una comparecencia ante los medios de comunicación, Ibarra ha afirmado, en alusión al fallo del TJUE, que "va a prevalecer el derecho comunitario respecto a la legislación hipotecaria". Además, ha recordado que "coloca la posición del juez en una situación" que es la que entendían los miembros de la Judicatura "que era la correcta desde hace, al menos, dos años". "Y que ahora se ve refrendada por el órgano máximo en la interpretación del derecho comunitario europeo", ha indicado.

Por ello, ha destacado que "es un buen día para el Estado de Derecho y para nuestro sistema económico" porque este último "está basado en la idea y en la realidad de un Mercado Único Europeo y las normas reguladoras de ese mercado tienen que ser también comunes a todos los países de la UE".

"Se acaba, por tanto hoy, con una anomalía que se ha venido arrastrando en nuestro Derecho interno porque la letra de la Ley no permitía al juez desarrollar la función jurisdiccional con el nivel que exige el derecho comunitario de protección de los consumidores y, en ese sentido, tenemos que estar satisfechos porque hoy sí podemos decir que los jueces no somos los cobradores del frac", ha añadido, para afirmar que "juzgar no es cobrar, sino que juzgar es resolver sobre cuestiones controvertidas".

El presidente del TSJPV ha señalado que, "en los procedimientos ejecutivos hipotecarios en los que está afectada una vivienda habitual, se está en una situación de moratoria", por lo que ha considerado que, en ese sentido, la resolución del TJUE "no tendrá una repercusión muy alta" en la paralización de desahucios en la Comunidad Autónoma Vasca.

"Lo que hace es plantearnos, de otra manera, el después de la moratoria. Ahora sí tenemos los datos necesarios para que, cuando se salga de esta situación, salgamos con principios de Derecho que están avalados por la máxima autoridad judicial en esta materia, que es el TJUE", ha añadido.

Juan Luis Ibarra ha remitido esta misma jornada a todos los jueces de Euskadi el texto de la sentencia para que tengan conocimiento de la resolución judicial.

Asimismo, ha precisado que, antes de este fallo, los jueces en el País Vasco no pensaban que estaban "maniatados", pero sí "que la interpretación de la Ley, que formalmente les maniataba", les obligaba a hacer "un derecho interpretativo, en vez de un derecho estrictamente legal".

"La situación no era de impotencia porque, de hecho, los jueces hemos actuado en los procedimientos ejecutivos hipotecarios desarrollando la función que ahora reconoce el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que es la nuestra", ha añadido.

En este sentido, ha precisado que lo "venían haciendo", pero "de acuerdo con su capacidad de interpretación en la aplicación de las leyes". "Ahora no es que los jueces en el País Vasco o en el resto de España interpretábamos de una manera caprichosa, sino de acuerdo con lo que el máximo órgano judicial del derecho comunitario dice", ha manifestado.

Por ello, ha considerado que, de esta forma, han actuado "como unos jueces europeos, en absoluta coherencia con lo que el derecho comunitario siempre ha dicho desde 1999 y que, sin embargo, la legislación española no había traducido a norma legal". PROTOCOLO SOBRE DESAHUCIOS

El presidente del TSJPV también se ha referido al protocolo de actuación contra los desahucios que el Gobierno vasco quiere promover, con la participación de la Justicia, con el objetivo de "conocer qué es lo que ocurre" alrededor del "drama" de los desahucios, al considerar que, "del conocimiento de estos casos, vendrá encontrar la solución".

Juan Luis Ibarra ha mantenido este jueves por la mañana una reunión con el consejero de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno vasco, Juan María Aburto, y con la presidenta de Eudel, Ibone Bengoetxea, para hablar de esta cuestión.

En esta línea, ha apuntado que el protocolo pretende "facilitar información a las personas que puedan verse afectadas por procedimientos de desahucio, tanto los ejecutivos hipotecarios, con afección a vivienda familiar, como cualquier otro procedimiento en el que pueda haber un lanzamiento".

Tras apuntar que todavía están en las primeras conversaciones, ha indicado que la intención es que "la información sobre recursos sociales esté en manos de la Administración de Justicia y pueda facilitarla a las personas afectadas desde incluso antes de que se inicie el procedimiento de lanzamiento".

SUPERAR "LA VERGÜENZA SOCIAL"

"La idea de fondo es la de facilitar la superación de la vergüenza social que constatamos en los procedimientos de desahucio. Constatamos que se produce una conciencia de vergüenza social que creemos que hay que superar", ha añadido.

El máximo representante de la Judicatura vasca ha afirmado que "ser pobre es absolutamente digno y ser pobre, como efecto sobrevenido de la crisis económica, no debe ser mal visto por el entorno social".

"Sin embargo, lo que constatamos es que en nuestra sociedad hay una percepción, probablemente, arrastrada de otras épocas de mayor bonanza económica, en la que la imagen del deudor, que está sobreendeudado como consecuencia de la crisis, es una imagen que tiene elementos de vergüenza", ha añadido.

Por ello, ha considerado que "hay que superarlo y, para eso, el primero de los factores es la información, saber que hay una carta de derechos sociales que está aprobada por el Parlamento vasco ya desde principios del año 2000, y esa carta da derechos a las personas que caen en la pobreza".

"Les da auténticos derechos, no les da beneficencia. Son titulares de derechos al salario de Inserción Social y de otros tipo de ayudas. Tratamos de que esa información llegue a sus destinatarios, a los nuevos pobres, que son los que están en riesgo de exclusión como consecuencia de la crisis. Y ahí vamos a unir esfuerzos con el Gobierno vasco y Eudel", ha concluido.

NO a la violencia contra las mujeres
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies