Iberdrola cierra 2016 con un impacto económico de 1.887 millones en Euskadi

IBERDROLA
IBERDROLA
Publicado 29/03/2017 14:09:18CET

Ha realizado compras por más de 900 millones a más de 650 empresas vascas y ha invertido alrededor de 97 millones

BILBAO, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

Iberdrola ha cerrado 2016 con un impacto económico de 1.887 millones de euros en el País Vasco, en la que, durante el pasado año, ha realizado compras por más de 900 millones a más de 650 empresas vascas y ha invertido alrededor de 97 millones de euros.

En un comunicado, la compañía, que celebrará este viernes en Bilbao su Junta de Accionistas, ha indicado que, de esta manera, ratifica su papel como "uno de los principales motores económicos" de Euskadi.

El impacto fiscal de la actividad económica que Iberdrola ha llevado a cabo en Euskadi ha superado los 771 millones de euros, los salarios y otras retribuciones han alcanzado la cifra de 119 millones y la plantilla ya asciende a cerca de 2.100 personas.

El presidente del grupo, Ignacio Galán, ha destacado que "el proyecto de Iberdrola es un modelo empresarial de largo plazo, que es capaz no solo de conseguir resultados económicos sino de generar progreso y bienestar en nuestro entorno, a través del fomento del tejido empresarial, con compras, inversiones y creación de empleo, y cuyo objetivo último es dar un suministro energético de calidad sin descuidar el respeto al medio ambiente".

La Comunidad Autónoma Vasca es una de las que más proveedores ha aportado a lo largo del pasado ejercicio a Iberdrola, entre los contratistas vascos de la compañía más activos en 2016 figuran empresas como Gamesa, Elecnor, Ormazabal, ZIV, Arteche, Ingeteam, Tamoin, EDS Ingeniería y Montajes o Ibermática.

La compañía ha destacado que tiene previsto centrar sus esfuerzos durante 2017 en el desarrollo del proyecto de implantación de las redes inteligentes en el País Vasco, un despliegue que ha supuesto ya la reforma de más de 6.650 centros de transformación y la sustitución de cerca de 980.000 contadores tradicionales por los nuevos equipos dotados de telegestión en toda la región, con potencia contratada igual e inferior a 15 kilovoltios (kV), el 86,3% del total.

Según ha manifestado Iberdrola, el proyecto STAR (Sistemas de Telegestión y Automatización de la Red) va a permitir no sólo la modernización de la infraestructura eléctrica de la empresa sino también "impulsar la economía vasca a través de contratos con empresas locales y una mayor contratación de personal cualificado".

La inversión de Iberdrola en esta iniciativa en el País Vasco alcanzará los 130 millones de euros, gracias a los cuales en 2018 los más de 1,2 millones puntos de suministro a los que la empresa da servicio en Euskadi tendrán contadores inteligentes y sus más de 12.000 centros de transformación también funcionarán con esta tecnología.

Por otra parte, la empresa ha indicado que seguirá reforzando sus instalaciones tradicionales de distribución de cara a continuar "mejorando la calidad de suministro que ya ofrece en esta comunidad autónoma". De hecho, a lo largo del pasado año Iberdrola mejoró un 12% el servicio que ofrece a sus clientes en el País Vasco respecto al ejercicio anterior, situando el índice de disponibilidad de su red en el 99,99%.

Por otro lado, Iberdrola ha manifestado que, en su apuesta por la cultura y el arte, colabora habitualmente en el País Vasco con el Museo Guggenheim, Museo Bellas Artes de Bilbao y ABAO, entre otras entidades, y este año, además, apoya con la Capitalidad de la Cultura Donostia 2106.

Asimismo, en el ámbito social, ha colaborado con la fundación Vizcaína de Caridad, la Asociación Zubietxe y la Fundación Social Ignacio Ellacuría.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies