Iberdrola y Endesa, las más afectadas por la reforma energética, pero no tanto como se preveía, según Nomura

Contador de luz, electricidad
AYUNTAMIENTO TOTANA
Actualizado 19/09/2012 19:44:51 CET

La firma se muestra sorprendida y escéptica con la capacidad del Estado de asumir 2.500 millones de déficit de tarifa al año

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

Iberdrola y Endesa son las empresas más afectadas por los nuevos impuestos eléctricos aprobados por el Gobierno como parte de la reforma energética, si bien el impacto que sufrirán será inferior al descuento del 15% previsto por el mercado, por lo que mejoran su perspectiva en Bolsa, según un informe de Nomura.

En el caso de Iberdrola, la reforma reducirá en 520 millones el beneficio neto de 2013 y lo situará en 6.484 millones, un 7,4% menos de lo previsto, mientras que Endesa dejará de ganar 287 millones, o un 4% de los 7.899 millones de beneficio previstos para el próximo año, según los cálculos de Nomura.

Estas dos compañías resultan especialmente afectadas en el caso del nuevo impuesto nuclear, equivalente según Nomura a unos 5 euros por megavatio hora (MWh), frente a los 10 euros por MWh contemplado en los borradores iniciales, así como por el nuevo canon a la hidráulica, que podría rondar los 11 euros por MWh, frente a la previsión inicial de 15 euros por MWh.

En el caso de las renovables, el impuesto al 6% para todas las fuentes de generación resulta una medida "razonable" que, incluso, en el caso de la eólica, podrá trasladarse en más de un 50% al consumidor final, señala. La fotovoltaica y la termosolar tendrán más dificultad para repercutir en el usuario final estos gravámenes.

Nomura considera además que Gas Natural Fenosa es el "vencedor en términos relativos" en esta fase de la reforma energética, ya que resultará "mucho menos afectada" que los otros dos grandes operadores del sector en España, dada su escasa exposición a la nuclear e hidráulica. Los nuevos 'céntimos verdes' al carbón y al fuel oil tampoco le afectarán tanto como a Endesa.

Por otro lado, al analizar una a una las medidas adoptadas, Nomura da por hecho que el nuevo impuesto del 6% a la producción eléctrica será trasladado por parte de los productores de fuentes ordinarias a los consumidores finales, aunque esta repercusión no será "instantánea", ya que el sector ya tiene vendida la mitad de su producción para 2013.

En cuanto a la disposición del Estado a asumir unos 2.500 millones de euros del déficit de tarifa relacionados con los intereses y el pago de la deuda, la firma reconoce su "sorpresa" con la medida y se pregunta acerca de si las arcas públicas tienen "capacidad" para absorber este coste.

Por último, Nomura constata que entre las medidas aprobadas por el Gobierno no hay ninguna que afecte a las redes de transporte de electricidad, de modo que esta fase de la reforma no tendrá ningún efecto negativo para Red Eléctrica de España (REE).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies