Iberdrola Ingeniería incorpora 54 profesionales a su sede social en Erandio (Bizkaia) en lo que va de año

Actualizado 19/05/2008 20:23:54 CET

BILBAO, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Iberdrola Ingeniería y Construcción ha seguido reforzando en los primeros meses de 2008 su apuesta por el País Vasco, donde la filial del Grupo tiene su sede social, con la incorporación de 54 nuevos profesionales. Casi el 70 por ciento de estas nuevas incorporaciones son ingenieros superiores, repartiéndose el 30 por ciento restante a partes iguales entre ingenieros técnicos y licenciados en otras especialidades, según informó la empresa energética.

Gracias a estas contrataciones, Iberdrola Ingeniería ya cuenta en Erandio, localidad vizcaína donde se ubica su sede central en el País Vasco, con una plantilla próxima a las 300 personas. El 37 por ciento son mujeres y la edad media de la misma se sitúa en los 36 años. Fundamentalmente, en dicha sede se llevan a cabo trabajos en las áreas de generación térmica e hidráulica y de redes -líneas de transporte y distribución y subestaciones-.

La creación de estos nuevos puestos de trabajo es fruto del importante crecimiento experimentado por la compañía en los últimos años, en los que, gracias a la consecución de importantes contratos en el extranjero y para terceros, se ha convertido en una de las principales ingenierías europeas.

En este sentido, es previsible que la plantilla de Iberdrola Ingeniería, que ya asciende a casi 2.000 personas en todo el mundo, y en especial de la radicada en el País Vasco, siga incrementándose en los próximos meses.

Las nuevas contrataciones han implicado, asimismo, la ampliación en casi 630 metros cuadrados de la mencionada sede de Erandio. Las nuevas oficinas, que se suman a las ya existentes, incorporan, entre otras instalaciones, cinco salas de reuniones externas y otras dos salas internas.

Gracias al significativo incremento de la actividad internacional y de los contratos adjudicados por terceros, Iberdrola Ingeniería obtuvo en 2007 un beneficio neto de 54,7 millones de euros, cifra que representa un crecimiento del 64,3 por ciento respecto al ejercicio anterior. Las ventas de la empresa ascendieron a 1.171 millones de euros, un 80,5 por ciento más que en 2006.

La cifra global de adjudicaciones en 2007 para esta filial ascendió a 2.669 millones, lo que supone un crecimiento del 200 por cien sobre la del año anterior, es decir, triplicar la cifra de 2006. El 88 por ciento del total correspondió a adjudicaciones de terceros y el 12 por ciento restante a contratos suscritos con el Grupo Iberdrola.

Al cierre del pasado ejercicio, la cartera de proyectos de la compañía, que tiene filiales en México, Brasil, Venezuela, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Polonia, Rusia, Bulgaria y Grecia e India, así como sucursales en Qatar, Kenia, Emiratos Árabes, Letonia, Eslovaquia, Túnez y Bulgaria, estaba valorada en un total de 2.444 millones de euros.