La industria vasca ahorraría un 6% en materias primas y 2.000 millones con economía circular

Iñaki Arriola
GOBIERNO VASCO
Actualizado 19/04/2018 12:56:57 CET

La economía circular en Euskadi representa el 1,12% del PIB con unos ingresos brutos anuales de 764 millones de euros

SAN SEBASTIÁN, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

La implantación de la economía circular en las empresas del sector industrial vasco reduciría un 6% el consumo de materias primas y supondría un ahorro económico por valor de 2.000 millones de euros, según el informe 'Diagnóstico Economía Circular en la Industria del País Vasco'. Los sectores del metal (siderurgia, fundición, productos metálicos) y movilidad (automoción, aeronáutico) concentrarían el 49% de este ahorro.

El consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda, Iñaki Arriola, ha presentado este informe en el transcurso de una jornada técnica celebrada en el Palacio Kursaal de San Sebastián ante más de un centenar de representantes de la industria, en la que se han mostrado diversas experiencias llevadas a cabo por empresas y entidades de Euskadi.

Para la realización de este diagnóstico se han tenido en cuenta los resultados del estudio 'Indicadores de economía circular de Euskadi 2018'. El País Vasco ha sido la primera región europea en recabar toda la información sobre esta materia siguiendo la metodología definida por la Unión Europea.

Asimismo, se trata del primer ejercicio de posicionamiento de Euskadi en un asunto "tan vital para la preservación del Medio Ambiente y la sostenibilidad", y va a ser el "punto de arranque" para la elaboración de la Estrategia de Economía Circular 2030 de Euskadi.

En su intervención, Arriola ha destacado que la economía circular supone "un cambio de paradigma en el modo de utilizar los recursos naturales y, por tanto de relacionarnos con el medio ambiente".

"En el nuevo modelo al que aspiramos el valor de los productos y materiales se mantiene durante el mayor tiempo posible, los residuos se reducen al mínimo, y los recursos se reintroducen repetidamente en el ciclo productivo creando valor cuando los bienes llegan al final de su vida útil. Supone pasar del producir, usar y tirar al reducir, reutilizar y reciclar", ha explicado.

En esa línea, ha recordado que el sector industrial en Euskadi necesita 46,5 millones de toneladas de materias primas al año, de las que más de un 70% son importadas. Además, este sector genera el 72% de los residuos, de los cuales un 42% acaba en vertederos. "Este contexto ofrece grandes oportunidades para Euskadi para avanzar hacia una economía más circular, y para su modernización y transformación en una economía sostenible", ha destacado.

"Creemos firmemente que este modelo no sólo nos va a ayudar a frenar el deterioro del planeta, sino que puede crear nuevo empleo de calidad, nuevas iniciativas y oportunidades empresariales. Además, incorpora un factor de protección de las personas y el medio ambiente sobre el que existe un consenso general. De hecho, las expectativas de crecimiento en los mercados son mayores para los productos o negocios de economía circular que para los productos tradicionales", ha manifestado.

El consejero ha precisado que hace tiempo que Euskadi ha demostrado "que es posible crecer económicamente y reducir el consumo de materiales", tras lo cual ha apuntado que desde el año 2000, "el PIB vasco ha crecido un 26%, mientras que el consumo de materiales se ha reducido un 25% y el volumen de residuos urbanos que termina en vertederos se ha reducido en un 56%".

Arriola ha recordado que en la actualidad, gracias a los programas impulsados por su departamento, "más de 150 empresas industriales de Euskadi están ya aplicando prácticas o modelos circulares como ecodiseño, servitización, remanufactura, análisis de ciclo de vida, o declaraciones ambientales".

En concreto, las principales industrias que están adoptando estrategias circulares son los sectores de automoción, equipos de transporte, equipos eléctricos y electrónicos, máquina-herramienta, metal, químico, mobiliario, edificación y subsector de servicios ambientales.

DIAGNÓSTICO

En el informe se identifican cinco líneas prioritarias en economía circular para la industria vasca. Desde una perspectiva de innovación de producto o negocio: el ecodiseño, la remanufactura y reparación avanzada, y la servitización; y desde una perspectiva de optimización del uso de materiales: el reciclado de residuos conteniendo metales clave y plásticos.

Las empresas vascas, especialmente las manufactureras, "pueden mejorar significativamente su situación competitiva, rentabilidad y sostenibilidad", mediante la implantación de modelos de economía circular y un uso eficiente de materiales.

El análisis destaca que Euskadi dispone de "una combinación de instrumentos públicos que relaciona el impulso de la demanda de productos más circulares con la disponibilidad de una oferta competitiva, así como una red de agentes especialistas y una cultura de colaboración público-privada asentada".

INDICADORES

Por su parte, la viceconsejera de Medio Ambiente, Elena Moreno, ha explicado la metodología seguida para la elaboración del Diagnóstico, basada en el seguimiento de una serie de indicadores clave que permiten medir y evaluar con eficacia el progreso de Euskadi hacia una economía más circular.

Entre los datos recabados, destaca el hecho de que la economía circular en el País Vasco representa el 1,12% del Producto Interior Bruto con unos ingresos anuales de 764 millones de euros, y que 18.463 empleos de Euskadi están relacionados con actividades de la economía circular, lo que representa el 2,08% del total del empleo de la CAPV, situando a Euskadi por encima de España (2%) y de Alemania (1,71%)

En el transcurso de la jornada se ha presentado la iniciativa 'Circular Thinking', una acción de comunicación promovida por el departamento de Medio Ambiente con la que se pretende mover a la acción a los agentes industriales del País Vasco, y servir de instrumento para que la economía circular sea identificada como una oportunidad de negocio y de mejora de la competitividad de las empresas.

La iniciativa identificará, mediante el sello 'Circular Thinking', los proyectos industriales que hayan contado con ayudas del Gobierno Vasco y aquellas acciones relevantes que "estimulen a la ciudadanía a reducir, reutilizar, reparar y reciclar".