Interior dice que pidió información sobre presos de ETA para actualizar su base de datos

Actualizado 17/05/2018 11:07:37 CET

MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, ha atribuido su petición de información sobre la situación de los presos de ETA a través de sendos correos de febrero y marzo remitidos a los directores de las prisiones, a la necesidad de actualizar la base de datos de este colectivo de internos, además de para responder a una pregunta parlamentaria.

En un comunicado, rechaza la relación de estos correos con la disolución de ETA y un posible acercamiento de reclusos de la banda. En este sentido, califica de "trabajo cotidiano" la solicitud de información por parte de la Administración Penitenciaria, de acuerdo a la "exigente responsabilidad de tener una base de datos actualizada y dar una precisa información a la fuerza parlamentaria solicitante de la misma".

Según Prisiones, "las peticiones de información se dirigieron a todos los directores de los centros penitenciarios y no solo a los directores de los centros en los que hay presos de ETA clasificados en segundo grado o padecen enfermedades graves".

"Las dos comunicaciones internas no fueron hechos extraordinarios, ya que peticiones de estas características, ya sea para actualizar datos sobre reclusos o para responder a preguntas parlamentarias, se vienen realizando desde hace años como un procedimiento más de la Administración Penitenciaria", argumenta Prisiones.

En la línea con lo defendido en estas últimas semanas por el Gobierno, Instituciones Penitenciarias asegura que la política antiterrorista "sigue siendo hoy la misma que ayer y que la de mañana, ya que ha sido uno de los pilares que ha conseguido la derrota de ETA, cuya asunción le ha conducido a su desaparición".

Asegura que el 23 de febrero se envió un primer correo por parte del coordinador de Programas de Control y Seguimiento de la Subdirección General de Tratamiento y Gestión Penitenciaria a todos los directores de los centros penitenciarios con el "único objeto actualizar la base de datos que centraliza la situación en la que se encuentran los internos".

"Ésta fue la finalidad y no otra", enfatiza el organismo dependiente de Interior, que explica que tal petición estaba justificada porque este alto cargo quería "tener al día este servicio". Recuerda, además, que el alto cargo de Prisiones había asumido su cargo en noviembre.

VÍAS LEGALES

Esos datos solicitados a todos los directores de los centros penitenciarios en relación con la progresión de grado, permisos, destinos, participación en programas de tratamiento y actividades, actualización y notificación del PIT (Programas Individualizados de Tratamiento), "así como cualquier otro indicativo de aceptación de las vías legales facilitadoras de su reinserción", dice Interior, "son los habituales que se incluyen en la base de datos para configurar el perfil del interno". "De no hacerlo así, se incurriría en una irresponsabilidad", alegan.

El pasado 8 de marzo el coordinador de Programas de Control y Seguimiento de la Subdirección General de Tratamiento y Gestión Penitenciaria envió un segundo correo electrónico a todos los directores de los centros penitenciarios solicitando información sobre el colectivo de presos de ETA con el fin de elaborar una respuesta a una pregunta parlamentaria realizada sobre reclusos de la banda terrorista.

Interior sostiene que estas peticiones de información a los directores de los centros penitenciarios no solo se realizan sobre presos pertenecientes a ETA, sino también sobre internos de corte yihadista, así como sobre reclusos integrantes en organizaciones de crimen organizado. En definitiva, sobre los reclusos clasificados dentro del Fichero de Internos de Especial Seguimiento (FIES).

El Ministerio del Interior recuerda finalmente que los crímenes de ETA se seguirán investigando, los terroristas con causas pendientes seguirán siendo detenidos, los delitos se seguirán juzgando y las condenas se seguirán cumpliendo. "No va a haber impunidad ni los terroristas van a conseguir nada ahora, igual que tampoco lo consiguieron cuando dejaron de matar", destaca.