Ipar Kutxa logra un beneficio neto de 3,18 millones en el primer trimestre de 2011, similar al del año anterior

Carlos Osés y Juan Goicolea
EP
Actualizado 28/04/2011 14:14:51 CET

BILBAO, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La cooperativa de crédito Ipar Kutxa ha obtenido un beneficio bruto de cuatro millones de euros en el primer trimestre del año, que después de impuestos han alcanzado los de 3,18 millones, cifras lo que reflejan ligeros incrementos --del 0,8% y 0,7% respectivamente-- sobre el mismo periodo del año anterior.

Según ha informado la entidad financiera, la caja ha mantenido, durante los tres primeros meses del ejercicio, "buenos niveles de solvencia y liquidez" y su actividad bancaria se ha incrementado un 3,1 por ciento, hasta alcanzar los 4.904 millones de euros.

Para los responsables de Ipar Kutxa, las cifras del primer trimestre reflejan "unos resultados satisfactorios en el contexto de la crisis del sector financiero", y "apuntalan la posición de la caja" ante un ejercicio "que se prevé difícil, con una previsible nueva guerra del pasivo, estrechamiento de los márgenes y aumento de la morosidad".

Hasta el 31 de marzo, el margen de intereses de la caja ha crecido un 2,89 por ciento respecto al primer trimestre de 2010, y el margen bruto un 5,88 por ciento. La actividad bancaria, en su conjunto, se ha incrementado un 3,07 por ciento, con un cifra de créditos totales de 2.454 millones de euros (+2,10%), y unos recursos gestionados por valor de 2.449 millones (+4,06%).

La entidad vasca mantiene "buenos niveles de solvencia" (15,70) y liquidez (18,85). Según la propia cooperativa de crédito, con un Capital Principal del 13,44 por ciento cumple "holgadamente" con los requerimientos del 8 por ciento exigido por el Banco de España. "Por tanto, al igual que la totalidad de las cooperativas de crédito, no requiere en absoluto de ningún plan de recapitalización como los demandados a las doce entidades que no han cumplido con los mínimos exigidos", ha asegurado.

La tasa de morosidad de Ipar Kutxa se mantiene "controlada", con un 3,77 por ciento frente al 6,19 por ciento del conjunto de bancos y cajas. Además, arroja una tasa de cobertura de créditos dudosos del 77,85 por ciento, manteniendo en sus niveles máximos del 125 por ciento los fondos genéricos. Los activos totales han crecido en un 6,62 por ciento respecto a marzo del año pasado, hasta alcanzar la cifra de 3.523 millones de euros.

La entidad financiera cuenta, en la actualidad, con una plantilla de 403 personas y una cartera de más de 168.000 clientes. Su red comercial suma 90 delegaciones en los principales núcleos urbanos de la Comunidad Autónoma Vasca.