Ipar Kutxa obtuvo un beneficio de 6,4 millones al cierre del primer semestre, un 3 por ciento menos

Actualizado 16/07/2009 17:26:23 CET

La caja presenta un ratio de morosidad del 2,21% y un coeficiente de liquidez del 18,29%

BILBAO, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

Ipar Kutxa obtuvo un beneficio de 6,4 millones netos al cierre del primer semestre del año, lo que supone un descenso del 3,1 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, según informó en un comunicado de prensa.

Este descenso viene dado por la "brusca" bajada de los tipos de interés, que la entidad traslada con "carácter inmediato" a la mayor parte de sus clientes, según explicó la entidad.

La caja mantiene la solidez de su estructura financiera gracias a un ratio de morosidad del 2,21 por ciento, muy por debajo de la media de las cajas, una cobertura de riesgos crediticios que supera el 100 por ciento y un coeficiente de liquidez del 18,29 por ciento.

Con un margen de intereses de 21,8 millones de euros, comisiones por valor de 4,2 millones y un margen bruto de 26,8 millones, Ipar Kutxa ha destinado a provisiones 2,62 millones de euros. El resultado de su actividad de explotación se situaba en 7,1 millones a 30 de junio, merced a su política de contención de costes, con una reducción del 6,6 por ciento en los gastos de administración. El beneficio después de impuestos alcanza los 6,4 millones de euros.

En cuanto a la actividad bancaria de la entidad de ahorro vasca, el volumen de créditos totales concedidos ha seguido incrementándose, tanto en el segmento de empresas como en el de particulares, y ha alcanzado al cierre de los seis primeros meses de 2009 la cifra de 2.303 millones de euros, un 6,32 por ciento más que en la misma fecha del año anterior. Ipar Kutxa mantiene así, en un entorno de fuerte reducción de inversión crediticia, su implicación con las necesidades de financiación de su clientela.

MÁS CRÉDITOS A LAS EMPRESAS

El volumen créditos con el sector empresarial ha experimentado un crecimiento superior al 25 por ciento, donde destaca la participación activa de Ipar Kutxa en los planes de financiación diseñados por el Gobierno vasco. Los recursos administrados del sector privado, por su parte, han experimentado un aumento del 4,4 por ciento en los seis primeros meses del ejercicio, previendo cerrar el año con crecimientos superiores al 8 por ciento.

En cuanto a recursos gestionados (ahorro captado en las diversas modalidades), la actividad de Ipar Kutxa sumaba al cierre del primer semestre 2.230 millones. En conjunto, su actividad bancaria (créditos más ahorro) se sitúa en la cifra de 4.533 millones. Los activos totales (3.103 millones) se incrementaron por su lado en un 15,84 por ciento.

El incremento del crédito a particulares y empresas se ha conseguido mejorando los ratios de cobertura, morosidad y liquidez: el ratio de morosidad se sitúa en el 2,21 por ciento, mejorando respecto al primer trimestre e inferior a la mitad de la media del sector de cajas. La cobertura de riesgos, por su lado, alcanza el 102 por ciento, y el aumento del coeficiente de liquidez (18,29%) refleja una posición "envidiable" de Ipar Kutxa en relación a su competencia, destacaron los responsables de la caja.

Ipar Kutxa cuenta en la actualidad con una plantilla de 406 personas, más de un 90 por ciento con contrato fijo, y una cartera de 152.000 clientes. En un contexto general de contención, la entidad ha inaugurado tres nuevas oficinas en el presente año, ubicadas en las localidades de Tolosa, San Sebastián y Hernani, con muy buena acogida. La red comercial suma 92 delegaciones ubicadas en los principales núcleos poblacionales de Bizkaia, Álava y Gipuzkoa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies