Rajoy pide la comparecencia de Zapatero y la ayuda de los españoles para "reparar esta deuda de Justicia"

Actualizado 01/03/2007 20:03:21 CET

Dice que ETA "ha logrado doblegar" al Gobierno por la "debilidad" de Zapatero ante su "chantaje" y le exige reconsiderar la medida

VITORIA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Mariano Rajoy, anunció hoy que pedirá la comparecencia "inmediata" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ante el Congreso de los Diputados para que "explique y reconsidere" la decisión de conceder la prisión atenuada al preso de ETA Iñaki De Juana Chaos. El líder del PP, que acusó al Ejecutivo de haber cedido al "chantaje" de ETA, pidió la ayuda de los españoles para "reparar la deuda de justicia que hoy se ha creado, antes de que la marea de indignidad inunde a España entera".

En una rueda de prensa en Vitoria, Rajoy fijó la posición de su partido ante este tema a través de la lectura de una declaración oficial en la que aseguró que "ETA ha logrado doblegar al Gobierno de España por la debilidad del señor Rodríguez Zapatero".

Por ese motivo, afirmó que el presidente "es el único responsable de las graves consecuencias políticas y morales" que implica esta decisión, que pone fin a "los más de treinta años en los que, hasta en los momentos más duros, y con Gobiernos diversos", los ciudadanos españoles han resistido al "chantaje permanente del terrorismo".

En este sentido, recordó la "firme respuesta" de la sociedad española y del Gobierno de entonces al "chantaje" que le planteó ETA con el secuestro de Miguel Angel Blanco.

Rajoy consideró que la medida responde a una decisión política "a la que, de ninguna manera, estaba obligado" el Ejecutivo. Añadió que la situación de De Juana "no es la de un enfermo grave al que cabe aplicar una medida de clemencia, sino la de una persona que voluntariamente se somete a una huelga de hambre para chantajear al estado de Derecho".

ARGUMENTO "FALSO"

El dirigente 'popular' rechazó el argumento empleado por el Gobierno de que se trata de "una medida humanitaria similar a otras adoptadas durante otros gobiernos". "Es rotundamente falso que jamás se haya cambiado la situación penitenciaria de nadie por una medida de chantaje, como es una huelga de hambre", denunció.

En su opinión, el uso este argumento, que calificó de "insulto a la inteligencia", se une a "la ofensa a los sentimientos de las víctimas del terrorismo y de la inmensa mayoría de los españoles". "No existe ninguna justificación para esta arbitrariedad. Los pretextos que se han ofrecido son un intento inútil para justificar lo injustificable, y no sirven más que para añadir sarcasmo a la ignominia", añadió.

En esta línea, indicó que lejos de ser "un acto humanitario o de Justicia", la concesión de la prisión atenuada "es una arbitrariedad de un presidente débil, que lleva dos años cediendo a los chantajes de ETA y haciendo oídos sordos a la voluntad de los españoles".

"REGRESO A LOS CRIMENES"

Rajoy recordó que el preso "no se arrepiente de ninguno de sus 25 asesinatos y no le conmueve el dolor de las víctimas". Además, advirtió de que "ni siquiera es seguro que no regrese a los crímenes".

Por todo ello, consideró que el de hoy "es un día triste para muchos los españoles". "Nos entristece el ultraje; el engaño; la desolación de las víctimas; la vergüenza que el Gobierno nos está haciendo pasar y que ETA se sienta triunfante y se ría de todos nosotros", comentó.

De todas formas, consideró que lo más "triste" es que la presente decisión es "un paso más en una senda que no admite disimulo, un paso que muestra a las claras cuáles son las intenciones del señor Rodríguez Zapatero, ceder al chantaje de los terroristas".

"Esta no es la España que yo quiero. Yo quiero una España que no se humille ante el chantaje; que no premie a los terroristas y que no se burle de las víctimas", explicó. Por ese motivo, aseguró no "aceptar" esta situación, ya que no desea que los ciudadanos se sientan "derrotados".

"RECUPERAR LA DIGNIDAD"

El líder del PP proclamó su propósito de "recuperar la dignidad de los españoles", por lo que avisó de que "esta historia no termina aquí". Tras afirmar que "hoy se ha creado una deuda de justicia", pidió "la ayuda de los españoles para repararla antes de que la marea de indignidad inunde a España entera". En esta línea, indicó que el Estado español "no se merece a un Gobierno que acepte una humillación de estas características".

El dirigente popular también informó de que su partido solicitará la "inmediata" comparecencia de Zapatero en el Congreso "para que explique las razones que le han llevado a adoptar esta medida y para exigir su reconsideración".

"El presidente del Gobierno no puede ocultarse y esconderse ante una decisión política como la que ha tomado, en contra de la voluntad de la inmensa mayoría de los españoles", aseguró.

NO a la violencia contra las mujeres
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies