Junta de Portavoces del Ayuntamiento de San Sebastián se reúne para condenar el asesinato de Puelles y quema del autobús

Actualizado 20/06/2009 13:42:35 CET

SAN SEBASTIAN, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de San Sebastián se reunió hoy para expresar su "pública condena" ante el asesinato ayer en Arrigorriaga del inspector del Cuerpo Nacional de Policía, Eduardo Puelles, y por la quema de un autobús del transporte urbano en el barrio donostiarra de Bidebieta esta pasada noche.

Según informaron fuentes municipales, los partidos políticos con representación municipal mostraron a ETA su rechazo ante el atentado mortal de ayer, insistiendo en la "inutilidad de la violencia para la consecución de fines políticos" y expresaron el deseo de todos los vascos para que la violencia "sea desterrada definitivamente", así como su solidaridad con los familiares del inspector de policía asesinado.

En ese sentido, se realizó un llamamiento a la ciudadanía para secundar la concentración silenciosa que a las doce del mediodía de hoy se desarrollará en los jardines de Alderdi Eder, frente al edificio consistorial, para mostrar el rechazo por el atentado de ayer. La concentración ha sido convocada por el lehendakari del Gobierno vasco, Patxi López, la Federación Española de Municipios y la Asociación de Municipios Vascos, EUDEL.

QUEMA DE AUTOBUS

Por otro lado, el Ayuntamiento explicó que, poco antes de las 2.30 horas de esta pasada noche, cuatro encapuchados obligaron a los viajeros de un autobús de la empresa Dbus a abandonar el vehículo, al que prendieron fuego posteriormente.

El autobús, de la línea nocturna B10 que cubre el servicio a Zubiaurre-Bidebieta-Buenavista, fue incendiado en la calle Julio Urquijo. Como consecuencia del fuego, el autobús articulado quedó calcinado y otros dos coches que se encontraban estacionados en el lugar. Seis vehículos más sufriron daños de diversa consideración. "Afortunadamente no se han producido daños personales", informó.

Los bomberos de San Sebastián se personaron en el lugar y sofocaron las llamas. A las once de la mañana se habían retirado ya todos los vehículos afectados del lugar, por lo que la calle se encuentra despejada.