El Koldo Mitxelena de San Sebastián acoge desde este miércoles una muestra del ilustrador Antequera Azpiri

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El Koldo Mitxelena de San Sebastián acoge desde este miércoles una muestra del ilustrador Antequera Azpiri

Exposición de Antequera Azpiri
DFG
Publicado 23/11/2016 17:59:52CET

SAN SEBASTIÁN, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El centro cultural Koldo Mitxelena de San Sebastián acoge hasta el 14 de enero una muestra del ilustrador, humorista gráfico, publicista, escritor y pintor Antequera Azpiri (Madrid 1982-1975).

La exposición, comisariada por Mikel Lertxundi, puede visitarse de lunes a sábado de 11.00 a 14.00 y de 16.00 a 20.00 horas. Azpiri desarrolló parte de su carrera en Gipuzkoa entre 1919 y 1934. El autor comenzó de niño a dibujar los motivos que le rodeaban en su día a día y a publicar un cuadernito inspirado en las revistas ilustradas de la época.

Pese a licenciarse en Derecho y Filosofía y Letras, para 1919, cuando contrajo matrimonio con Amelia Sansinenea y se estableció en San Sebastián, se había decantado ya por su carrera de dibujante.

En la capital guipuzcoana trabajó como publicista e ilustrador, aunque estuvo especialmente implicado en defensa del humor gráfico, participando en la organización de la Gran Semana Humorística Internacional (1926) y del II Salón de Humoristas e Ilustradores de San Sebastián (1932).

Además, intervino en varias actuaciones encaminadas a realzar el mundo vasco tradicional ideadas por Antonio de Orueta, como la Gran Semana Vasca, que a partir de 1927 se celebró anualmente, o la sociedad de arte escénico Saski-Naski, una experiencia artística multidisciplinar nacida en 1928.

Durante los años veinte trabajó de publicista y en 1924 se convirtió en el director artístico de Lizariturry y Rezola, para la que rediseñó la imagen de Jabón Lagarto y creó la marca de perfumería Gurys. A partir de 1928 trabajó para la Sociedad Nestlé publicitando sus chocolates y creando la revista Manolín, que pretendía fidelizar al público infantil. En los años finales de la década se ocupó de otros encargos para empresas y entidades guipuzcoanas, como la Caja de Ahorros Provincial de Guipúzcoa, Limonada Osasuna, Boinas Elósegui o Librería Internacional.

Como humorista gráfico, produjo caricaturas y chistes para su reproducción en la prensa local y nacional. Además, entre las décadas de 1910 y 1960 produjo numerosas composiciones de Gipuzkoa, derivadas de la observación directa de los escenarios y de las situaciones que en ellos tenían lugar.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies