Larrea denuncia una campaña de "ataques insidiosos" contra Ibermática y dice que no han incurrido en ningún fraude

José Luis Larrea
EUROPA PRESS
Actualizado 24/02/2012 16:14:52 CET

Dice que el informe que está en fiscalía está "lleno de vaguedades, imprecisiones y manifestaciones absolutamente sesgadas"

BILBAO, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ibermática, José Luis Larrea, ha denunciado una campaña de "ataques insidiosos" contra su compañía y ha asegurado que demostrará que su empresa "jamás" ha incurrido en "ningún tipo de fraude como el que supuestamente alguien está denunciando".

De esta forma, ha aludido al supuesto "incumplimiento" de contratos que habría acometido Ibermática entre 2000 y 2009, según la denuncia de los responsables del Departamento de Justicia sobre presuntas "irregularidades en las contrataciones informáticas" en la época en que Joseba Azkarraga se hallaba al frente de la Consejería.

Larrea ha realizado una llamada a la "serenidad, la prudencia, el sentido común y a no generar más crispaciones", precisamente en situaciones de crisis, en las que "todo el mundo está especialmente enredado y complicado con las cosas".

En su declaración, ha indicado que considera que existe una campaña de "ataques insidiosos, entre otras", contra su compañía "en las últimas semanas", pero no ha querido hacer "ningún juicio de valor" sobre las posibles motivaciones de lo que está sucediendo. "Nunca había pensado, ni en el plano personal, ni en el profesional, ni como compañía que nos íbamos a encontrar, en algún momento, en una situación como ésta, teniendo que responder a ataques de esta naturaleza por parte de algunos representantes de nuestro propio Gobierno", ha añadido.

En este sentido, ha manifestado que lo "único" que han hecho es "trabajar para sacar adelante los proyectos al servicio del cliente, de éste y de todos, trabajar, crear empleo y crear riqueza para este país".

Larrea también ha asegurado que Ibermática "jamás" ha incurrido en "ningún tipo de fraude como los que supuestamente alguien está denunciando" y ha añadido que "esto se va a demostrar". "Tenemos el tema en manos en la Justicia, en la que confío plenamente y estoy deseoso de que se aclare todo de una vez, ha agregado.

Asimismo, ha señalado que han tenido conocimiento, aunque "parcialmente" de un informe que tiene en su poder la fiscalía y que, a su juicio, está "lleno de vaguedades, imprecisiones y manifestaciones absolutamente sesgadas".

El presidente de Ibermática ha aludido al "daño" que se hace a la "reputación corporativa" de una compañía, y más en una situación de crisis en la que "todos tenemos que remar, ver lo positivo de las cosas y no meternos en historias que realmente son bastante deplorables".

Larrea ha recordado que no se han pronunciado sobre esta cuestión, ya que únicamente han sacado una nota de prensa tras conocerse los hechos y ha indicado que van a mantener "esa línea de prudencia y de serenidad" porque "es lo mejor" que se puede hacer "para no enredar las cosas más de lo que están". "Bastantes problemas hay en todos los sentidos y en toda la sociedad para sacar los proyectos empresariales y las cosas adelante, como para que encima nos creemos alguno más", ha añadido.

Por último, el presidente de Ibermática ha asegurado que "todo se verá cuando se tenga que ver" y tendrá "su explicación perfectamente alineada".

DATOS DE IBERMATICA

Larrea ha realizado estas manifestaciones en Bilbao tras intervenir en una jornada organizada por Deloitte y la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), en el transcurso de la cual ha agradecido la invitación para participar en ese encuentro, sobre todo, en momentos "complicados" como el actual, en el que ven "atacada su reputación corporativa" y están ante una "crisis reputacional".

En su discurso ha ofrecido datos sobre la evolución de Ibermática y ha apuntado que la previsión de cierre de 2011 es de una facturación de 246,5 millones frente a los 239 millones del ejercicio 2010. La estimación es cerrar el pasado año con un beneficio antes de impuestos de 7,5 millones, mientras que en 2010 la cifra fue de 7,3 millones.

La empresa tenía al cierre de 2011 una plantilla de 3.324 personas, con unos fondos propios de 69,7 millones y un total de 25 centros operativos.

Larrea ha indicado que Ibermática es un proyecto "muy asentado, con un accionariado "potente", en el que tiene la mayoría Kutxabank con un 52,41 por ciento.

El responsable de la empresa ha subrayado que, en la actualidad, únicamente el 10 por ciento de su facturación se realiza fuera del Estado español y, por ello, uno de los ejes de actuación de Ibermática será la internacionalización.

Por sectores, ha precisado que el 19 por ciento de su facturación proviene de los servicios a la administración pública, un 14 por ciento a la industria, un 13 por ciento al sector de las telecomunicaciones, un 20 por ciento a las finanzas y un 34 por ciento a servicios.

Larrea ha enumerado algunos de los principios corporativos por los que se rige la empresa, entre ellos, los clientes, los profesionales, la calidad, la innovación.

En su intervención, ha señalado que, en el actual momento, no vale con hacer las cosas "a mejor precio y con calidad", sino que hace falta "más", hace falta "innovar".

Larrea ha manifestado que siempre hay "margen de maniobra" ante la crisis y es momento de "mirar hacia atrás y también hacia adelante". Asimismo, ha señalado que hay que seguir innovando pese a la crisis

A su juicio, hay que afrontar de manera diferentes cuestiones como la calidad o los costes laborales. En relación a esta última cuestión, ha asegurado que eso no se hace "bajando los sueldos", sino desarrollando modelos sociolaborales distintos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies