El lehendakari insiste en que no se va a reunir con el Grupo de Contacto Internacional impulsado por Currin

Patxi López
PSE
Actualizado 04/03/2011 13:24:57 CET

Cree que Euskadi no necesita "impulsores del diálogo" porque "los vascos estamos haciendo las cosas bien"

VITORIA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Patxi López, ha insistido en que no se va a reunir con el Grupo de Contacto Internacional porque no cree que Euskadi necesite "impulsores del diálogo" y ha defendido que "los vascos estamos haciendo las cosas bien, enfrentándonos con determinación a nuestro principal problema". "Lo vamos a resolver nosotros porque sabemos hacerlo", ha zanjado.

López ha realizado estas declaraciones en el pleno de control que se está celebrando en el Parlamento vasco en respuesta a la pregunta formulada por el parlamentario de EA, Juanjo Agirrezabala, relativa al diálogo con el Grupo de Contacto Internacional, impulsado por el abogado sudafricano Brian Currin.

El lehendakari ha defendido que la política llevada a cabo por el Gobierno contra el terrorismo ha logrado "grandes avances" porque "nunca ETA ha estado más débil y sabiendo que su único destino es desaparecer". "Nunca tanta gente en Euskadi ha estado en contra de todo tipo de apoyos o justificaciones del terrorismo; nunca la izquierda abertzale había asumido que el único camino para hacer política es el de la legalidad y la democracia", ha insistido.

Para López, "los vascos estamos haciendo las cosas bien, estamos enfrentándonos con determinación a nuestro principal problema y lo vamos a resolver nosotros porque sabemos hacerlo".

En este sentido, ha hecho referencia al Grupo de Contacto Internacional calificándolos de "personas respetables" pero ha subrayado que comenzaron "autodenominándose" mediadores entre el Gobierno central y ETA pero "es evidente que para mediar debe ser llamado y reconocido por las partes, y desde luego eso no fue así".

López ha explicado que más tarde el grupo se presentó como mediador entre la izquierda abertzale y ETA "y parece que tampoco nadie le otorgó ese papel. "Hace unas semanas dijeron en una entrevista que su papel era el de presionar pero lo que vimos es que la única presión era para el Estado de Derecho y en lo referente a la banda terrorista dijeron que no tenían ningún mensaje para ellos; un tanto desequilibrado el papel de presión", ha ironizado.

EA ha defendido en el Parlamento vasco que la labor del grupo de Currin es la de "impulsar el dialogo en sociedad vasca", por lo que se ha dirigido al parlamentario de esta formación para preguntarle si considera que Euskadi necesita que alguien impulse el diálogo cuando "este país lo hemos construido en el diálogo y entendimiento". "Seguramente seríamos nosotros los que podríamos enseñar a otros como se dialoga y construyen consensos para hacer país; seguro que el ejemplo de los vascos lo podríamos exportar", ha reiterado.

RECHAZA LA REUNION

Por tanto, ha defendido que no cree que Euskadi necesite "impulsores del diálogo" y ha insistido en que no ve dónde está el interés de reunirse con el grupo internacional y "dar carta de naturaleza a algo que no sé a lo que obedece más allá de lo que ellos se han autoproclamado". "Con todo el respeto para sus integrantes, no sé muy bien cuáles son sus intereses, cuál es su papel, ni quién les ha llamado para ejercerlo", ha concluido.

El parlamentario de EA, Juanjo Agirrezabala, por su parte, ha criticado la posición mantenida por el Gobierno vasco respecto al grupo y su rechazo a reunirse con ellos, y le ha acusado de "no querer impulsar el dialogo político".

"El grupo no ha venido a excluir a nadie sino a ayudar, desde su experiencia, a facilitar el proceso, a impulsarlo y a plantear medidas de confianza; avanzar en el camino de la normalización política y a agilizar y favorecer el camino del proceso de paz", ha defendido.