La librería 'Lagun' reconocida por sus 50 años de contribución a la libertad

Entrega de la Placa de Honor de la Orden Civil de Alfonso X El Sabio a Lagun.
EUROPA PRESS
Actualizado 22/03/2018 23:36:30 CET

SAN SEBASTIÁN, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno central, Íñigo Méndez de Vigo, ha entregado este jueves en San Sebastián la Placa de Honor de la Orden Civil de Alfonso X El Sabio a la librería Lagun por su "contribución a la cultura y a la libertad". Han recogido este reconocimiento Ignacio Latierro, fundador del emblemático establecimiento junto a los fallecidos María Teresa Castells y José Ramón Recalde, y la hija de éstos, que también trabaja en Lagun, Elena Recalde.

La entrega ha tenido lugar en la Sala China del Teatro Victoria Eugenia de la capital guipuzcoana, en el marco del acto de conmemoración del 50 aniversario de Lagun organizado por la Diputación foral de Gipuzkoa y ha contado con la participación, entre otros, del alcalde donostiarra, Eneko Goia, del diputado foral de Cultura de Gipuzkoa, Denis Itxaso, y del delegado del Gobierno central en Euskadi, Javier De Andrés.

En su intervención, Méndez de Vigo ha afirmado que en los libros "nos hacemos más sabios, más universales, más felices, más libres, en los libros nos encontramos, nos conocemos, nos abrazamos y nos recordamos". "En los libros vivimos, entre ellos nacemos y morimos, en los libros aprendemos a ser, en los libros descubrieron a los que fueron antes de nosotros, atisbamos a los que serán, en los libros gozamos, reímos, lloramos, sentimos, crecemos, siempre crecemos, en los libros está todo", ha señalado.

El ministro ha destacado que, "desde la escuela, hasta el final de nuestros días, los libros nos van desprendiendo del lastre de nuestra ignorancia, abriéndonos lentamente los ojos al universo del conocimiento". "Pero nada de esto sería posible sin los libreros", ha subrayado.

"Como sabios, como magos, como sumos sacerdotes, nos conducen por esas sendas literarias que vamos descubriendo poco a poco, con los años nunca olvidamos a nuestros maestros, siempre los tenemos en la memoria", ha incidido, para añadir, a continuación, que "también tenemos en nuestra memoria a aquellos que nos recomendaron aquellos libros que marcaron nuestras vidas".

Méndez de Vigo ha señalado que acude a este "merecido" homenaje a Lagun como ministro pero sobre todo como "lector, un lector muy feliz", porque "la librería como la biblioteca es el final de la cadena de producción editorial y en última instancia tiene la capacidad de acercar a los ciudadanos el gran compendio cultural en el que se traduce el fruto del trabajo de todo el sector".

El ministro ha trasladado la "gratitud" del Gobierno central a Lagun por "estos 50 años" de "contribución a la cultura y a la libertad, por su dignidad democrática y su honestidad intelectual tras ser perseguida por todos aquellos que temen a la libertad". "Este reconocimiento al mérito civil que hoy otorgamos a Lagun es también la manifestación de la buena salud de una sociedad", ha incidido.

De este modo, ha afirmado que "en un mundo tan voluble como el que nos ha tocado vivir, estas condecoraciones nos permiten detenernos en las biografías ejemplares y ello para premiar el esfuerzo, el talento y la constancia o el altruismo en el desempeño de una carrera profesional, virtudes y valores que identificamos en la trayectoria de Lagun".

"Los libros transforman vidas, las vidas transforman sociedades y la librería Lagun ocupa un lugar de excepción en esa transformación, en ese cambio a mejor de esta ciudad, de todos los donostiarras y de tantas personas que desde diferentes puntos de España hemos venido en alguna ocasión a buscar el buen consejo del librero en la Parte Vieja o en este número 3 de la calle Urdaneta", su actual ubicación. Finalmente, ha esperado que "nunca acabe la travesía de este navío librero" y "que nunca se apague su luz".

Por su parte, Latierro ha recordado a la "promotora" de esta librería, la fallecida María Teresa Castells, que "desgraciadamente no ha podido llegar hasta aquí", así como a su esposo, el también fallecido José Ramón Recalde y a todos los que han trabajado en el establecimiento, entre ellos, su esposa Rosa, "infatigable en Lagun, a veces con la espátula para borrar las pintadas con María Teresa y otras cosas".

También ha mostrado su reconocimiento a quienes hoy, con Elena Recalde, "como continuadora" del trabajo de sus padres, hacen posible que "en la medida de nuestras posibilidades y con las dificultades actuales del negocio del librero, continúe la librería", así como a "todos" los que les han ayudado "en los momentos difíciles", en los que "incluso la desolación" les pudo afectar, porque han sido "parte fundamental" de la historia de este establecimiento.

Por último, Elena Recalde ha agradecido el homenaje en nombre de su madre que estaría "muy contenta" de recibir esta distinción, "a pesar de todo lo que pasaron".