López advierte que la sociedad vasca no entendería "una pelea" por "protocolo" y por "quién firma una carta"

Actualizado 16/07/2009 14:37:23 CET

Dice que "en esta coyuntura no podemos andar mirando qué partido gobierna en cada institución y si nos caemos bien o mal"

BILBAO, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Patxi López, advirtió hoy a los tres diputados generales de que la sociedad vasca no entendería que, en momentos como el actual, se produzca una "pelea" entre instituciones por "quién firma una carta" y, tras recordar que la reunión se celebrará, deseó que "el único problema que tengan sea el del protocolo". Además, se mostró convencido de que, "en esta coyuntura no podemos andar mirando qué partido gobierna en cada institución y si nos caemos bien o mal".

El presidente del Ejecutivo autónomo se refirió, de esta forma, a la polémica surgida a raíz de la convocatoria que el consejero de Economía dirigió a los diputados generales de Bizkaia, Gipuzkoa y Alava, para acudir a una "cumbre anticrisis". Los tres decidieron no acudir al encuentro por considerar que una cita de este tipo debería haber sido promovida por el lehendakari.

Durante su intervención, esta mañana en Bilbao, en los desayunos de La Comercial de Deusto y ante numerosos empresarios y ex alumnos de la facultad, López dio un repaso a las iniciativas que su Gobierno pretende poner en marcha en un "escenario difícil" al que, según sus palabras "vamos a hacerle frente" y "vamos a ganar".

En este sentido, afirmó que el Ejecutivo está "dispuesto a sumar todas esas fuerzas y esfuerzos", así como a "poner todas las capacidades del autogobierno y todos nuestros recursos públicos a su servicio". "Hay que sumar y por eso preferimos buscar el consenso y el acuerdo que nos beneficiará a todos y no el conflicto que no beneficia a nadie. Y esa será, desde la defensa de los intereses que nos corresponden, nuestra pauta de comportamiento", explicó.

Además, consideró "absolutamente necesaria" la coordinación de las políticas fiscales y presupuestarias de Diputaciones y Gobierno. "En esta coyuntura no podemos andar mirando qué partido gobierna en cada institución y si nos caemos bien o mal. Es nuestra responsabilidad, yo diría nuestra obligación colaborar", advirtió.

En este contexto, enmarcó el emplazamiento del Consejero de Economía y Hacienda y presidente del Consejo Vasco de Finanzas, Carlos Agirre, a una reunión con las Diputaciones "a la que acudirán cuatro consejeros más", con el objetivo de "hacer un diagnóstico común de la situación y poder, así, adoptar decisiones compartidas ante los problemas recaudatorios y presupuestarios a los que nos vamos a tener que enfrentar".

"Y esto es algo tan de sentido común, que espero que el único problema que tengan los Diputados Generales sea el del protocolo y que no les importe más, quien firma la carta de convocatoria, que los problemas que hay que abordar", advirtió.

Según precisó, esa reunión "se va a hacer" con los representantes que las Diputaciones crean porque "lo que hoy demanda la sociedad vasca es una colaboración sincera y no un conflicto artificial". "La sociedad -dijo- no entendería que en este momento nos peleemos por el protocolo y por quién firma una carta. Desde luego, el Gobierno se va a sentar".

Por esta causa, reiteró su esperanza en que, el "rifi-rafe" con las Diputaciones, que calificó de "anécdota", se quede "en quién firma la carta y el protocolo y no en el fondo del asunto, que es la necesidad de juntarnos para hacer ese diagnóstico de los problemas que tenemos que resolver".

LIDERAR LA CRISIS

López quiso dejar claro que será el Gobierno el que "liderará" la respuesta a la crisis "porque es lo que le corresponde" y agregó que "buscar compartir soluciones y propuestas no quiere decir que renunciemos a liderar".

En este sentido, aseguró que él mismo estaría dispuesto a sentarse en una mesa "para llevar a cabo el entendimiento y el acuerdo", pero consideró "bastante más operativo" que lo haga el consejero de Economía". "El resto me perece un conflicto artificial, que no tiene por qué ir mas allá".

El lehendakari precisó que "nadie entendería" que en una coyuntura como la actual no se trabajara "unidos" para "dar las respuestas más eficaces a nuestros problemas". "Desde luego el Gobierno va a buscar esa suma y tiene intención de liderar las respuestas", dijo.

También llamó la atención sobre el hecho de que sea "en los malos momentos cuando conocemos a los buenos amigos" y agregó que "en momentos de crisis es cuando comprobamos si somos solidarios o no".

Consideró que, además, se puede salir de la crisis "en mejores condiciones" y, en este sentido, negociará los presupuestos con el PP, tal y como recoge su "acuerdo de estabilidad" que "vamos a cumplir con todas las consecuencias".

Junto a ello, el lehendakari dijo que "atenderá a la disposición manifestada por el PNV para buscar un entendimiento" y que hablará con la formación jeltzale "para comprobar la sinceridad de sus intenciones". "Porque, desde el Gobierno o desde la oposición, todos tenemos una parte de responsabilidad de país y es ahora cuando debemos ser capaces de tener altura de miras, sentido de estado y visión de país", argumentó.

López aseguró haber leído "punto por punto" las propuestas contenidas en el documento del PNV para al acuerdo de estabilidad institucional y presupuestaria y "es una copia casi" de las iniciativas que el Gobierno pretende acometer. "Perfecto. Si es verdad, cuando pongamos los presupuestos, que van a ir en esta dirección, encima de la mesa, veremos si tienen voluntad de negociarlo", añadió.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies