Más de 3.300 vascos retiran su medicación en farmacias de otras comunidades

Farmacia dispensa receta electrónica
EUROPA PRESS
Actualizado 16/02/2018 10:50:04 CET

Las farmacias vascas han realizado 1.745 dispensaciones a 688 pacientes de otras comunidades autónomas con la receta eléctronica

BILBAO, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un total de 3.308 vascos han retirado su medicación en farmacias de otras comunidades autónomas en el primer mes de la interoperabilidad de la receta electrónica, operativa en todo el Estado, a excepción de Madrid, Cataluña, Andalucía y Baleares, y de Ceuta y Melilla, según ha informado el Departamento vasco e Sanidad.

Así, con la e-rezeta vasca interoperable en este primer mes, se han realizado más de 8.500 dispensaciones a vascos en oficinas de farmacia de nueve comunidades autónomas. Castilla León, con 3.070 dispensaciones ha sido la comunidad autónoma donde más se ha utilizado, seguida de La Rioja, 1.469, Navarra, 1.184 y la Comunidad Valenciana, con 925 dispensaciones. También los vascos han utilizado la e-rezeta interoperable en Cantabria, Asturias, Canarias, Castilla-La Mancha y Murcia.

Del mismo modo, 354 oficinas de farmacia vascas han atendido a 688 pacientes de estas comunidades autónomas que tienen interoperabilidad, y han realizado un total de 1.745 dispensaciones de medicamentos, 446 en Álava, 881 en Bizkaia y 417 en Gipuzkoa. Del total de pacientes que han retirado en Euskadi su medicación, la gran mayoría, 592 procedían de Castilla León, 246 de Navarra, 159 de Extremadura y 139 de la Comunidad Valenciana.

En palabras del consejero de Salud, Jon Darpón, "la receta electrónica interoperable es un gran avance para nuestros ciudadanos y ciudadanas". "Mejora la prestación farmacéutica y la asistencia sanitaria porque favorece un uso adecuado y racional del medicamento; agiliza el acceso a los medicamentos, evita visitas a los centros sanitarios una vez prescritos los tratamientos; descarta pérdidas de receta, que ocurrían en el formato papel y hace innecesario el acopio de medicamentos por un período prolongado", ha destacado.

Asimismo, ha señalado el "aumento de la comodidad de las personas usuarias, pero, sobre todo, su seguridad, puesto que les van a dispensar los tratamientos prescritos por sus médicos en sus centros de salud de origen".

Hasta ahora, cuando una persona se desplazaba a otra comunidad autónoma y tenía pautado un tratamiento crónico, debía ir previamente a su centro de salud, donde le imprimían las correspondientes recetas. La impresión máxima de recetas permitida correspondía a un periodo de tres meses. En caso de permanecer fuera de Euskadi más tiempo, era necesario acudir de nuevo al centro de salud de su localidad, para que le prescribieran e imprimieran las recetas nuevamente.

Ahora, con la e-rezeta interoperable se puede acceder a la medicación, en cualquiera de las oficinas de farmacia de las comunidades autónomas adheridas, exactamente igual que se hace en las farmacias vascas, presentando la Tarjeta Individual Sanitaria (TIS).

140 MILLONES DE E-REZETA EN EUSKADI

La Receta Electrónica finalizó su despliegue en el Sistema Sanitario de Euskadi en diciembre de 2013 y este mes de febrero se han superado los 140 millones de dispensaciones electrónicas.

Desde su implantación, todos los centros de atención primaria, de salud mental y hospitales de Osakidetza, junto a todas las farmacias vascas trabajan con la Receta Electrónica.

A mediados del pasado año 2017, la receta electrónica se implantó también, junto con la Historia Clínica de Osakidetza, en las 300 residencias de personas mayores de Euskadi.

Ahora, con la entrada en vigor de la interoperabilidad, se cierra el círculo de funcionamiento integral de la Receta Electrónica, en lo que supone "un indiscutible paso adelante para continuar modernizando nuestro sistema sanitario al servicio de las personas", ha remarcado el Departamento de Salud.