PSE espera que la "crítica" de Urkullu sea "como militante del PNV y no como lehendakari"

José Antonio Pastor e Idoia Mendia, PSE
EUROPA PRESS
Actualizado 08/07/2018 12:51:26 CET

Advierte de que, si se "desborda" la Constitución, "todo quedará en agua de borrajas" y PNV y Bildu tendrán que explicar "el engaño"

BILBAO, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, ha afirmado que espera que la "crítica" de Iñigo Urkullu a la postura socialista sobre las bases del nuevo Estatuto vasco "la haya hecho como militante del PNV y no como lehendakari" porque, según ha recordado, el pacto de gobierno entre ambas formaciones "evita fijar una postura única para que los partidos puedan opinar".

El presidente vasco manifestó este pasado viernes su "sorpresa" por el hecho de que el PSE haya "elevado el tono" en sus críticas al acuerdo entre PNV y EH Bildu sobre las bases para un nuevo Estatuto vasco que se está abordando en la Ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco, en la que la formación socialista ha presentado un voto particular.

En una entrevista publicada este domingo por el diario El Correo, recogida por Europa Press, Mendia asegura que desea "pensar que Urkullu hizo esas declaraciones como militante del PNV y no como lehendakari". "Porque sabe que es lehendakari gracias a un pacto con el PSE en el que expresamente se evita fijar una posición única sobre el nuevo Estatuto para que los partidos puedan opinar", añade la dirigente socialista, que, no obstante, precisa que acepta "todas las críticas".

En cualquier caso, insiste en que no hay "brechas" entre los dos socios del Gobierno Vasco, que está "cumpliendo los compromisos" adquiridos, pese a que exista "una discrepancia ideológica" porque "ni el PNV se ha vuelto socialista ni el PSE nacionalista".

Mendia lamenta que, en el seno de la Ponencia de Autogobierno, se haya "optado por lo fácil, por pactar entre nacionalistas" y reitera su apuesta por "un pacto para blindar derechos sociales" y que "luego cada uno se sienta como quiera".

Tras recordar que la Ponencia ha cerrado "una etapa" pero "no es el final del camino", por lo que "hay tiempo de negociar", censura algunos de los contenidos pactados por PNV y EH Bildu y advierte de que el Estatuto "no puede modificar una Constitución". "Es de primero de derecho. Se intentó en Cataluña y sabemos cómo ha terminado. Ese lío hay que evitarlo", apunta.

De este modo, señala que "llegará un momento en el debate en el que tendrán que quitarse la careta y decir la verdad, que el marco de juego que tenemos es el que es". "Si se desborda la Constitución, todo quedará en agua de borrajas", advierte la secretaria general del PSE, que subraya que, en ese caso, PNV y EH Bildu tendrán que "explicar el engaño de abocar la reforma estatutaria a la nada".

"HABRÁ FRUTOS EN BREVE"

Por otro lado, la dirigente socialista se muestra convencida de que, tras la reciente reunión entre el lehendakari y el presidente Pedro Sánchez, "habrá frutos en breve" porque hay "interés compartido en acabar con los recursos del Estado a los presupuestos vascos y la ley de abusos policiales" y también "puede avanzar la Comisión bilateral" para abordar las transferencias pendientes.

En relación al acercamiento de presos de ETA a cárceles vascas, reconoce que "no es una prioridad" para el Gobierno, pero apunta que "lo importante es que hemos ganado, ETA ya no existe y eso lo cambia todo, también la política penitenciaria". Asimismo, remarca que "acercar a presos catalanes o vascos no es un favor, es cumplir la ley".