Museo de Bellas Artes de Bilbao acoge dos retratos de 'El Greco' dentro del programa La Obra Invitada

 

Museo de Bellas Artes de Bilbao acoge dos retratos de 'El Greco' dentro del programa La Obra Invitada

Contador
Una de las obras que se podrán ver en el Bellas Artes
REBECA GARCÍA MERINO
Publicado 10/05/2017 18:21:17CET

La Fundación Banco Santander se incorpora como Patrono de la Fundación Museo de Bellas Artes de Bilbao

BILBAO, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El Museo de Bellas Artes de Bilbao acoge hasta el próximo 17 de octubre dos retratos de 'El Greco', dentro del programa La Obra Invitada. Las dos obras de la colección del Museo del Greco (Toledo) "Retrato de Antonio de Covarrubias y Leiva" y "Retrato de Diego de Covarrubias y Leiva", son dos óleos de iguales dimensiones (68 x 57 cm) pintados por El Greco hacia 1600.

El programa La Obra Invitada se va a ver reforzado por la organización de conferencias o encuentros con expertos o artistas que va a permitir que el programa profundice en la mediación con el público. En esta ocasión, será el profesor Fernando Marías, uno de los mayores expertos en la obra del Greco, quien dicte una conferencia este, a las 19.00 horas, en el auditorio del museo, con entrada gratuita hasta completar el aforo, disponible en la taquilla del museo.

Las obras del Greco se presentan en la sala 7 del museo dedicada al retrato de corte del siglo XVI y principios del XVII, concebido como una representación del poder al servicio de la idea de majestad y de los intereses dinásticos.

Además, de la presentación de esta dos obras, el museo bilbaíno ha acogido este miércoles la firma de la incorporación de la Fundación Banco Santander como Patrono de la Fundación Museo de Bellas Artes de Bilbao, con la presencia del consejero de Cultura del Gobierno vasco y presidente del Patronato de la Fundación Museo de Bellas Artes de Bilbao, Bingen Zupiria; el director gerente de la Fundación Banco Santander, Borja Baselga; la directora territorial País Vasco del Banco Santander, Patricia Arias; y el director del Museo de Bellas Artes de Bilbao, Miguel Zugaza.

El programa La Obra Invitada -que dio comienzo en 2001 con la escultura Bilbao (1982) de Richard Serra- acerca al público obras singulares temporalmente cedidas por otros museos y colecciones que en el museo adquieren nuevo significado al ser presentadas en el contexto de su colección permanente como una exposición de una sola obra.

El propósito fundamental de esta serie de exposiciones monográficas es, en unos casos, enriquecer la visión de determinados artistas y, en otros, mostrar autores no representados en el museo. Con este fin se han convocado en estos años 57 ediciones del programa en las que se han expuesto 66 obras.

En 2004 la Fundación Banco Santander que, entre otros proyectos, impulsa el mecenazgo cultural, se sumó a esta iniciativa como patrocinador, dando así estabilidad al programa y haciendo posible la organización de varias convocatorias anuales. En doce ocasiones, además, las obras han procedido de la propia Colección Banco Santander.

Tras más de una década patrocinando el programa, la Fundación Banco Santander refuerza ahora su compromiso con el museo al incorporarse como Patrono de la Fundación, que es el máximo órgano de gobierno del museo en el que se integran representantes institucionales - Ayuntamiento de Bilbao, Diputación Foral de Bizkaia y Gobierno vasco- junto a otras personas físicas o jurídicas que, por sus relevantes aportaciones o por su experto conocimiento sobre la actividad museística, pueden favorecer la adecuada consecución del fin fundacional.

En representación de Fundación Banco Santander se incorporará al Patronato de la Fundación Museo Bellas Artes de Bilbao la Directora del Banco Santander en el País Vasco, Patricia Arias.

RETRATOS

El director del Museo del Greco (Toledo), Juan Antonio García, y el conservador del citado museo, Luis Alberto Pérez Velarde, han explicado que la aportación del Greco a la historia española del retrato es "fundamental". Sus retratos, generalmente figuras de busto sobre fondo neutro, con rostros de tres cuartos de perfil y profunda "penetración psicológica, nos proporcionan una magnífica galería de efigies de la sociedad de entonces", han añadido.

El artista se adaptó al ambiente ciudadano y gozó de la confianza de las familias más importantes de Toledo, que recurrieron a él para sus retratos. En ellos se acerca con notable realismo a la personalidad del retratado, lo que sumado a la gama cromática empleada y la influencia de los modelos venecianos los ha convertido en precedente de los retratos de Velázquez.

El Greco como retratista ha dejado imágenes de marcada intensidad de los personajes que le rodearon y confiaron en él, desde humanistas como los hermanos Antonio y Diego de Covarrubias hasta caballeros anónimos que se han fijado en nuestra memoria como arquetipos de la España grandiosa y sombría de su tiempo.

Antonio de Covarrubias fue un jurista de prestigio y uno de los grandes amigos del Greco al que ayudó a introducirse en los círculos eclesiásticos e intelectuales de Toledo a la muerte, en 1584, de don Diego de Castilla.

Estas pinturas realizadas hacia 1600 son un "excelente ejemplo de la aportación del Greco a la historia española del retrato, consagrándose como introductor en nuestro país del retrato psicológico, es decir, de aquel que muestra algo tan sutil y difícil de captar como es la vida interior de la persona", han valorado.

Por otra parte, en la sala 8 del museo bilbaíno se presentan dos pinturas del Greco, también de la colección del museo, de tema religioso: San Francisco en oración ante el Crucificado (c.1587-1596) y La Anunciación (c.1596-1600).

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies