Oñarri: "La incertidumbre política y económica lastran la inversión"

 Junta General De Accionistas 2016 De Oinarri  En El Artium De Vitoria,
OINARRI
Actualizado 27/04/2016 17:54:43 CET

La Sociedad de Garantía Recíproca incrementó el año pasado en un 38% el volumen de avales concedidos

   VITORIA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) Oinarri, Jose Ignacio Gárate, ha expresado su "inquietud" por la "incertidumbre" económica y política en los entornos estatal e internacional, de la que ha advertido que supone un "lastre" para la toma de decisiones sobre nuevas inversiones empresariales.

   Gárate ha intervenido este miércoles, en Vitoria, ante la Junta de Accionistas de Oinarri, una Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) especializada en la financiación de empresarios autónomos y pequeñas y medias empresas (pymes), según ha informado la propia Oinarri en un comunicado.

   El máximo responsable de Oinarri ha repasado los resultados logrados por este organismo en 2015, que ya fueron anunciados el pasado mes de enero, y ha analizado los restos a los que se enfrenta la entidad en 2016.

   Gárate ha aludido a la "incertidumbre" existente sobre la evolución de la economía y la política tanto en el ámbito estatal, como en el europeo y mundial. Esta situación, según ha advertido, "lastra la toma de decisiones sobre nuevas inversiones de los proyectos empresariales".

   Por otra parte, ha explicado que con una inflación cercana al cero, los tipos de interés están "en mínimos históricos", y ha considerado que se mantendrán en una línea similar en 2017 mientras la inflación y los indicadores "sigan siendo bajos". Esto, ha explicado, "abaratará de forma notable" el coste financiero de la inversión, así como la financiación de circulante.

   El presidente de Oinarri ha destacado que existe "una gran abundancia de liquidez al servicio de las empresas, así como la mayor facilidad de los últimos años para acceder al crédito empresarial". A su juicio, esta situación implicará cambios "radicales" en el posicionamiento de las entidades financieras.

REDUCCIÓN DE PLAZOS

   Entre los retos que se ha marcado la sociedad de garantía para 2016, se encuentra el "impulso a una nueva estructura interna que permita una mayor cercanía a su base societaria". El objetivo es dar respuesta inmediata, en menos de cinco días, a la demanda de avales.

   Además, prevé la apertura a nuevas formas de colaboración con los organismos públicos de la Comunidad Autónoma Vasca, así como el lanzamiento de una línea de avales para microempresas, autónomos y emprendedores en colaboración con el Gobierno de Navarra.

   Por su parte, el director general de Oinarri, Pío Aguirre, ha repasado los principales datos de la SGR en 2015. Onarri incrementó el año pasado en un 38 por ciento el volumen de avales a nuevos proyectos de inversión, y redujo las operaciones dirigidas a reestructuraciones de balances.

   Además registró un descenso del 41 por ciento en la morosidad de las operaciones, mientras que aumentó su índice de solvencia hasta el 14,76 por ciento, uno de los más elevados en el sector y muy por encima de las exigencias mínimas del Banco de España, situadas en el 8 por ciento.

   La SGR formalizó más de 630 nuevas operaciones de avales, que beneficiaron a 326 empresas. El volumen de avales formalizados sumó algo más de 52 millones de euros, lo que permitió la creación o mantenimiento de 15.600 empleos, según los cálculos de la entidad. Aguirre ha asegurado que todos estos datos "son buenas noticias que confirman el cambio de ciclo".