Osakidetza incorpora en Txagorritxu un nuevo mamógrafo digital directo que minimiza la radiación

Darpón
IREKIA
Actualizado 12/02/2018 12:08:07 CET

Se estima que la actividad anual del nuevo equipamiento alcanzará los 9.000 pacientes

VITORIA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

Osakidetza ha incorporado en el HUA Txagorritxu un nuevo escáner de última generación, un mamógrafo digital directo con tomosíntesis y una sala de radiología digital directa que "minimiza las dosis de radiación que reciben las personas y optimiza los resultados clínicos y la seguridad de los y las pacientes".

El consejero de Salud, Jon Darpón, y la directora general de Osakidetza, María Jesús Múgica, han visitado este lunes el nuevo equipamiento recientemente adquirido para el Servicio de Radiodiagnóstico de la OSI Araba y que ha supuesto una inversión de 1.100.000 euros, según ha informado el Departamento.

Durante la visita, Darpón ha valorado que, esta nueva inversión en Álava permitirá "seguir mejorando la atención". "Además, con los nuevos equipos adquiridos avanzamos en la mejora de la seguridad del paciente que es precisamente una de las líneas estratégicas prioritarias del Gobierno Vasco en materia de atención sanitaria", ha indicado.

De este modo, el Gobierno Vasco ha invertido 1.100.000 euros en equipamiento para el Servicio de Radiodiagnostico de la OSI Araba, destinados a la adquisición de un nuevo escáner o TAC (Tomografía Axial Computerizada) de última generación, un mamógrafo digital directo con tomosíntesis y una sala de radiología digital directa.

El nuevo escáner permite reducir hasta una cuarta parte de dosis la radiación en cada exploración realizada al paciente. Con esta nueva adquisición, la OSI Araba dispone de cuatro escáneres, tres de los cuales son de última generación.

Estos aparatos cuentan con herramientas automatizadas tanto en la adquisición de las imágenes como en su post-procesado, que permiten minimizar la dosis de radiación administrada, algo especialmente sensible en pacientes oncológicos y pediátricos. Se estima que la actividad anual del nuevo escáner alcanzará los 9.000 pacientes.

La avanzada tecnología de este nuevo TAC permite la perfusión de órganos completos (incluido el cerebro en casos de ictus), la realización de colonoscopias virtuales y estudios abdominales sin necesidad de administrar previamente contraste oral, evacuantes o enemas.

También posibilita realizar estudios vasculares y cardíacos avanzados, además de detectar y caracterizar las litiasis urológicas sin que se precise administrar contraste iodado endovenoso.

CALIDAD Y RAPIDEZ

Al margen de la calidad diagnóstica y la seguridad, otra de las características del nuevo escáner es su rapidez ya que, en tan solo 10 segundos, es capaz de rastrear el cuerpo entero, una virtud "especialmente importante cuando se trata de pacientes de urgencias".

Además, el pasado mes de diciembre se instaló el mamógrafo digital directo con tomosíntesis, primero y único en Álava dotado de este tipo de tecnología.

La tomosíntesis añade al modo convencional de obtención de imágenes (2D) la posibilidad de adquirir imágenes 3D para una mayor precisión en el estudio radiológico de la patología mamaria. El estudio completo 2D y 3D se realiza en 8 segundos y se procesa toda la información en menos de 5, para presentar las imágenes al profesional que va a realizar el diagnóstico.

Este equipo presenta como mejoras un sistema moderno de reducción de dosis, de tal modo que la dosis total para las pacientes está por debajo de 2,5 mGy, del orden de una mamografía convencional. Se estima que con este mamógrafo se estudiarán una media de 35.000 pacientes al año.

Por otra parte, este mes de enero también se ha sustituido la sala de radiografías del Servicio de Urgencias del HUA Txagorritxu, por una sala de radiología digital directa con suspensión de techo, sistema de autotracking y dos detectores inalámbricos tipo wifi.

Esta tecnología permite el autocentrado de las radiografías y está dotada de unos detectores que envían vía wifi todas las imágenes realizadas a cada paciente a la estación del técnico operador, lo que agiliza el trabajo diario en una sala de urgencias. Se estima que se realizarán con este aparato una media de 56.000 radiografías al año.