Parlamento vasco pide a sindicatos y Confebask que recuperen hasta fin de año los convenios vencidos el 7 de julio

 

Parlamento vasco pide a sindicatos y Confebask que recuperen hasta fin de año los convenios vencidos el 7 de julio

Actualizado 18/07/2013 13:41:30 CET

Reitera su rechazo a la reforma laboral y pide al Gobierno vasco que en las licitaciones valore a las empresas reguladas con convenio

VITORIA, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Diputación Permanente del Parlamento vasco ha pedido a la patronal vasca Confebask y a los sindicatos que recuperen, con carácter provisional y hasta el 31 de diciembre del 2013, los convenios colectivos vencidos tras el 7 de julio y ha reiterado su rechazo a la reforma laboral y su apuesta por el diálogo social. Además, ha pedido al Gobierno vasco que en las licitaciones valore positivamente a las empresas reguladas en base a un convenio colectivo.

La Diputación Permanente de la Cámara vasca, órgano que suple al pleno en los períodos inhábiles del Parlamento, se ha reunido este jueves de urgencia, con la oposición del PP, para debatir sobre el fin de los convenios colectivos a raíz de la última reforma laboral y su posible solución. La iniciativa original fue presentada por EH Bildu, una propuesta en la que la coalición se mostraba muy crítica con Confebask y a favor del marco actual de negociación colectiva.

La iniciativa, formada por cuatro puntos, ha salido adelante con el apoyo de PNV, PSE y UPyD. El primer punto del texto insta a los negociadores de los convenios a adoptar, en su caso, acuerdos que recuperen con carácter provisional y hasta el 31 de diciembre de 2013, el convenio colectivo vencido como marco regulador de las condiciones de trabajo de los distintos sectores, dotando a estos acuerdos de eficacia al 7 de julio de 2013. Este punto ha sido rechazado por EH Bildu y PP y ha contado con el apoyo del resto de grupos.

Asimismo, la Cámara ha reiterado su rechazo al decreto de reforma laboral del Gobierno central del PP al considerar que las medidas que establece son "profundamente injustas" para los trabajadores, "a quienes deja desprotegidos", y que son "ineficaces para reducir las dramáticas cifras de desempleo".

Por otro lado, pide al Gobierno vasco que mantenga su iniciativa a favor de un diálogo social entre sindicatos y patronales para impedir que el fin de la vigencia de los convenios suponga el fin de los derechos de los trabajadores y para evitar una dualidad en las condiciones de los trabajadores contratados antes y después del fin de la vigencia de los convenios.

Finalmente, insta al Gobierno vasco a que en los pliegos de condiciones de los concursos públicos que vaya a licitar, se valore positivamente el hecho de que las condiciones laborales del personal de las empresas concurrentes estén reguladas en base a un convenio colectivo. Estos tres últimos puntos de la iniciativa han salido con el apoyo de PNV, PSE y UPyD, la abstención de EH Bildu y el voto en contra de PP.

EL DEBATE

El parlamentario de PNV Joseba Egibar ha defendido a la importancia de este debate y ha señalado que la patronal tiene su responsabilidad en este asunto y cree que la iniciativa parlamentaria acordada ofrece una "oportunidad" ya que plantea "ganar tiempo hasta 31 diciembre". "No vamos a entrar en un concurso de denuncias a Confebask, también los sindicatos tiene sus responsabilidades", ha defendido.

El parlamentario del PSE Txarli Prieto ha defendido que la reunión de la Diputación Permanente es "necesaria y a favor de los intereses de los ciudadanos vascos" y ha afirmado que la situación ha sido provocada porque "hay una reforma laboral apadrinada por el PP que es una auténtica barbaridad y supone un ataque a los derechos laborales de los trabajadores".

"Hay que decir a los empresarios vascos que la actitud de Confebak pone en peligro no solo las relaciones laborales de los trabajadores sino a las empresas que se van a encontrar en una situación de competencia desleal", ha señalado. Sin embargo, también ha criticado la posición del sindicato ELA que "pone en peligro el futuro económico y laboral de miles de trabajadores a los que abandona a su suerte". "Hoy la política le dice a Confebask que tiene que mover ficha", ha insistido.

El parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, por su parte, ha explicado que en lugar de "criticar o censurar" la actitud de Confebask, "algo que solo nos llevaría melancolía", ha apostado por "defender los derechos de los trabajadores y favorecer la actividad económica de Euskadi". Además, ha pedido a los empresarios que "no abusen del poder que les da la injusta reforma laboral" porque cree que "la bajada de salarios quebraría la economía y sería la puntilla para la economía vasca".

El parlamentario de EH Bildu Dani Maeztu ha asegurado que es "interminable" la lista de empresas en las que se ha enviado cartas a sus trabajadores "con el objetivo recortar derechos de trabajadores, aplicando convenio estatal o estatuto de trabajadores, reduciendo en algunos casos hasta el 60 por ciento de salarios".

"COMPLICES"

"Confebask sabia que esto iba a ocurrir", ha defendido antes de subrayar que este asunto los partidos no pueden mostrarse "equidistantes" porque supondría "ser cómplice de aquellos que quieren recortar derechos, y bajar hasta el 60 por ciento los sueldos con la reforma laboral".

Maeztu ha rechazado la propuesta acordada por PNV, PSE y UPyD al considerar que "no hay que instar por igual a la mayoría sindical del país, al lehendakari que hizo la propuesta y a quien se pasa por el arco del triunfo el acuerdo".

Por último, el parlamentario del PP Antón Damborenea ha calificado de "sorprendente" la convocatoria de la Diputación Permanente, al considerar que lo que se pretende con este debate es "descalificar" a los empresarios. "EH Bildu intenta desprestigiar a quienes cumplen las leyes, aunque luego ellos procuran cumplirlas donde gobiernan", ha defendido antes de asegurar que "quien desprestigia la política es quien ha pasado de condenar los asesinatos de empresarios a parece que aplaudirlos".

Además, ha criticado el acuerdo entre PNV, PSE y UPyD y se ha preguntado qué va a ocurrir el 1 de enero. Damborenea cree que "lo que de verdad sería urgente es que este jueves se estuviera debatiendo que un comisarios socialista en la UE prácticamente se ha cargado los astilleros vascos y españoles".

BILBAO, 18 (EUROPA PRESS)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies