Pastor (PSE) dice que, con la inauguración de la escultura del desarme, se quiere "lavar la imagen sangrienta" de ETA

389568.1.644.368.20180408105106
Vídeo de la noticia
Publicado 08/04/2018 10:51:06CET

Cree que, con su disolución, la banda pretende "un acto de propaganda más", pero escenificará su "derrota total"

BILBAO, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

El portavoz parlamentario del PSE-EE, José Antonio Pastor, considera que, con la inauguración este domingo en la localidad vasco francesa de Baiona de la escultura para conmemorar el desarme de la banda, se intenta "lavar la imagen sangrienta" de ETA y dotarle "de una cierta épica". Además, considera que, con su disolución, ETA pretende "un acto de propaganda más", pero cree que simplemente va a ser la escenificación de "derrota total y absoluta".

En declaraciones a Europa Press, Pastor ha considerado que, tras el desarme de ETA hace ahora un año, apenas ha cambiado la situación. "A la mayoría de la sociedad vasca nos importó muy poco el tema del desarme, lo que era un sinsentido es que se hiciera después de seis años y medio de haber anunciado el cese definitivo. Lo debería haber hecho el mismo día", ha apuntado.

A su juicio, el desarme del 8 de abril de 2017 "no tiene más valor que el meramente simbólico". "Lo triste es que todavía el día 1 de abril ha hecho una reivindicación de su historia sangrienta, lo cual dice poco de la capacidad de autocrítica que tiene la organización", ha indicado, en alusión a su último comunicado.

Por ello, ha destacado que lo que le preocupa ahora "es que se haga una adecuada política de justicia, de reparación de todas las víctimas". "Lo otro es simplemente un acto de propaganda más de ETA", ha manifestado.

El dirigente socialista ha apuntado que, con su próxima desaparición, la banda "va a escenificar, por mucho que quieran vestir con otro ropaje, la derrota total y absoluta de ETA, de su estrategia de terror". "ETA no abandonó las armas por hacer un favor a la sociedad vasca, lo hizo obligada por las circunstancias, por la movilización ciudadana, por la presión internacional y por la presión de la Policía", ha indicado.

En este sentido, ha dicho que, aunque haya pretendido "tratar de disimular esa derrota absoluta, tratar de darle una cierta épica al proceso de disolución, pero en realidad nadie esperaba nada de ellos y nadie espera nada en estos momentos".

ESCULTURA

Sobre la polémica escultura de acero y hierro del escultor guipuzcoano Koldobika Jauregi, llamado "Arbolaren Egia (El árbol de la verdad)", que representa un árbol cuyo tronco es un hacha (símbolo de ETA) invertido, con el que se pretende conmemorar el desarme, José Antonio Pastor cree que "es la anécdota" del día.

"Lo importante es no dar valor a un acto que solo quiere intentar lavar la imagen sangrienta de ETA, dotándoles de una cierta épica revolucionaria que nunca han tenido. Que la escultura se ajuste a lo que se pretende o no es simplemente anecdótico", ha añadido.

En esta línea, ha indicado que "lo que es evidente es que a las víctimas del terrorismo no parece que les ha gustado y tampoco parece que ha gustado al sector duro todavía del mundo de ETA".

"Lo importante es que, cuando hicieron el anuncio del cese definitivo, hubieran puesto en marcha ya la disolución y hubieran entregado directamente las armas. Nos habríamos ahorrado muchos titulares de prensa, mucha escenificación y habríamos puesto las cosas en su sitio", ha dicho.

El portavoz parlamentario del PSE-EE ha indicado que "era una banda armada, una banda de asesinos, de terroristas, que trataron de eliminar al diferente, y que finalmente tuvieron que desistir por la actuación del Estado de Derecho". "Eso es lo importante y el relato que tiene que imperar en este país", ha concluido.

Contador