El PIB del comercio vasco crecerá un 3% en 2018 tras un 2017 en el que las ventas aumentaron un 1,7% y el empleo un 1,9%

                            Balance 2017 De Euskomer.
EUROPA PRESS
Publicado 16/07/2018 14:06:14CET

El cierre de establecimientos ha crecido un 1,93% el año pasado, principalmente en las zonas rurales y entre comerciantes autónomos

BILBAO, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El PIB del Comercio Vasco crecerá un 3% en 2018, según las estimaciones realizadas este lunes por la Confederación Vasca del Comercio, Euskomer, en un "contexto de recuperación aunque de ritmo más moderado". En 2017, las ventas del sector en su conjunto aumentaron un 1,7%, que fue de ocho décimas (0,8%) en el comercio minorista, mientras que el empleo lo hizo un 1,28%.

La tendencia positiva en cuanto a ventas se ha mantenido asimismo durante el primer trimestre del actual ejercicio, en el que el repunte ha sido del 0,8%. El presidente de Euskomer, Jon Andoni Aspuru, ha significado, durante la presentación del balance de resultados de la confederación en Bilbao, que el crecimiento de las ventas se está registrando "de forma desigual" entre los diferentes subsectores.

Aspuru ha precisado que las ventas del comercio vasco "únicamente han crecido en equipamiento de hogar, un 1,8%, y de alimentación en establecimientos no especializados, donde la subida ha sido en 2017 del 5,6%.

El presidente de Euskomer ha incidido en la paradoja que supone que el empleo en el comercio minorista creciera el año pasado un 1,28% mientras que el cierre de establecimientos, principalmente en las zonas rurales, también aumentara un 1,93%.

A su juicio, esta situación se produce porque en los datos de empleo en el sector del Comercio vasco no se está teniendo en cuenta "la pérdida de trabajadores autónomos, que son quienes regentan prácticamente la mitad del tejido comercial en Euskadi".

A tenor de esos datos "aparentemente contradictorios", el aumento del empleo, que ha proseguido al alza durante el primer trimestre de 2018 con una subida del 0,2%, procede principalmente del repunte de la contratación por cuenta ajena.

EMPRENDIMIENTO

Para Aspuru, la perdida de empleo en el pequeño comercio, que en su mayoría es el regentado por autónomos mediante autoempleo, pone de manifiesto que el cierre de establecimientos está afectando a un modelo comercial "que es necesario recuperar: el del emprendimiento".

En palabras del presidente de la confederación, esta realidad está suponiendo que "Euskadi ha pasado de ser la comunidad con mayor número de emprendedores a estar quedándose a la cola a nivel estatal". Según las estimaciones de Euskomer, el País Vasco "ha perdido 5.000 comerciantes autónomos en los últimos 10 años".

La secretaria general de la confederación, Edurne Parro, a su vez, ha incidido en la necesidad de implicar a las distintas administraciones a la hora de empezar a desarrollar "estrategias sectoriales dirigidas a mejorar directamente la competitividad del comercio vasco".

"La estrategia sectorial del comercio vasco debe empezar a figura en la agenda de nuestras instituciones como una línea de trabajo ligada a mejorar los niveles de emprendimiento a través del autoempleo".

A juicio de Euskomer, el comercio no debe ser considerado "un mero lugar de compra y la revalorización y recuperación del comercio pasa por una imprescindible colaboración institucional", ha afirmado Parro.

La secretaria general ha remarcado que las políticas públicas relacionadas con el comercio en los últimos años se han centrado y orientado más a dinamizar las calles y los entornos, han puesto el acento en lo urbanístico y han dejado en un segundo plano la mejora de los subsectores de actividad comercial".

DIAGNÓSTICOS

La primera de esas colaboraciones, junto al Departamento de Comercio, Consumo y Turismo, se pondrá en funcionamiento este año y consistirá en la puesta en marcha de tres estudios para diagnosticar y detectar las necesidades de tres subsectores: alimentación, equipamiento para la persona y peluquería y estética, que son los tres que más presencia alcanzan en el comercio vasco.

Entre otros factores citados como responsables del cierre de comercios, Aspuru ha citado la falta de relevo generacional en los comercios tradicionales y los alquileres de locales en las zonas clave de cada municipio.

Por lo que respecta a las grandes superficies, hasta marzo de este año, sus ventas crecieron un 2,5% con respecto al mismo periodo del año pasado, siendo la subida en alimentación del 4,6% y del resto de productos del 1,3%.

Con relación al Índice de Confianza del Consumidor, los datos al cierre del primer trimestre de este año respecto al mismo periodo de 2017 crece un 2,6%, aunque el ejercicio se ha iniciado con un retroceso de seis décimas respecto al dato de diciembre de 2017.

Entre las novedades previstas para este año, la herramienta de trabajo GISCOM-Euskadi, mediante la que la confederación recopila información del estado del sector den 176 municipios se centrará este año en la recogida de información "cualitativa", además de la cuantitativa.

De esta forma, Euskomer "encuestará de forma directa" a sus comercios recogiendo variables como "el empleo, la continuidad, el relevo generacional, la implantación de tecnologías de la información o el grado de asociacionismo" en el sector.