PNV coloca un lazo blanco de grandes dimensiones en la fachada de su sede en repulsa por la violencia de género

Actualizado 25/11/2009 15:59:09 CET

BILBAO, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El PNV colocó hoy en la fachada de su sede de Sabin Etxea en Bilbao un lazo blanco de grandes dimensiones para mostrar su repulsa "a toda forma de violencia ejercida contra las mujeres", cuando se conmemora el Día Internacional contra la Violencia de Género.

La formación jeltzale expresó su "absoluto rechazo a toda forma de violencia ejercida contra las mujeres, ya que constituye una violación de los derechos humanos y de las libertades fundamentales". "Es, además, una ofensa a la dignidad humana y el mayor ataque a la conformación de las sociedades democráticas", destacó.

Tras recordar que este tipo de violencia "trasciende todos los sectores" de la sociedad, "independientemente de su clase, raza o grupo étnico, nivel de ingresos, cultura, nivel educacional, edad o religión", señaló que "tiene su origen en las situaciones de desigualdad que sufren las mujeres en todos los ámbitos de la vida".

"Reconocemos la eliminación de la violencia ejercida contra las mujeres como un objetivo prioritario en nuestra sociedad y adoptamos el compromiso político de tomar todas las medidas e iniciativas necesarias a favor de la igualdad de mujeres y hombres como único camino para erradicar la violencia machista", señaló.

Además, manifestó que comparte, "de manera especial, la preocupación de la comunidad internacional por colectivos de mujeres que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad ante la violencia machista, como las mujeres pertenecientes a minorías, mujeres refugiadas, indígenas, migrantes, indigentes, recluidas o detenidas, niñas, ancianas, mujeres con discapacidades y las que se encuentran en situación de conflicto armado".

Por ello, hizo un llamamiento a la ciudadanía vasca, "a todos los hombres y mujeres, para que esta sociedad adopte una actitud activa ante este tipo de violencia, para no ejercerla, no permitirla y denunciarla".

"Pedimos a los hombres, de manera especial, una mayor implicación en sus responsabilidades familiares y una reflexión conjunta sobre los nuevos modelos de masculinidades que permitan unas relaciones entre hombres y mujeres basadas en el respeto y la tolerancia", apuntó.

El PNV, que manifestó su solidaridad "con todas las mujeres que han sufrido y sufren este tipo de violencia", se comprometió "ante todas ellas a luchar para erradicarla definitivamente". Por último, señaló que hace suyo "el lazo blanco como símbolo de lucha contra la violencia hacia las mujeres" y se une "al clamor mundial que exige una vida libre de violencia para las mujeres".

NO a la violencia contra las mujeres
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies