PNV denuncia las pintadas aparecidas en varias localidades de Bizkaia un día después de su apoyo al PGE

Pintadas contra el PNV
PNV
Publicado 24/05/2018 17:31:34CET

Rechaza las pintadas en la Euskal Etxea de Madrid y afirma que los "dos polos radicales se retroalimentan en su fobia a la democracia"

BILBAO, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El PNV ha denunciado la aparición de pintadas este jueves en las localidades vizcaínas de Barakaldo y Getxo, así como en el batzoki de Sopela, en las que se le acusa de "engañar" a Euskal Herria, un día después de su apoyo los Presupuestos Generales del Estado, que posibilitó su aprobación.

Además, ha rechazado las pintadas con símbolos falangistas realizadas en la Euskal Etxea de Madrid y ha afirmado que ambas actuaciones demuestran la existencia de "dos polos radicales se retroalimentan en su fobia a la democracia y confluyen en las mismas coacciones".

En un comunicado, la formación jeltzale ha lamentado que, "por desgracia, ésta es la enésima vez que desde PNV nos vemos obligados a condenar nuevos ataques contra la democracia y la libertad".

Según relata, durante esta pasada madrugada, "desconocidos pertenecientes a dos polos radicales que se atraen y se retroalimentan en su fobia a la democracia" han realizado pintadas en Barakaldo y Getxo, "así como en las fachadas del batzoki de Sopela y en la Casa Vasca de Madrid".

"Son hechos vergonzosos, inaceptables e incompatibles con las vías políticas y democráticas, y están fuera de tiempo, lugar y entendimiento", ha criticado.

"AMENAZAS Y COACCIONES"

La formación jeltzale censura que, en Madrid, las Juventudes de la Falange Española "han pintado sus yugos y flechas" en las paredes de la Euskal Etxea, "así como la silueta de un cadáver en el suelo" frente a la puerta principal.

En Bizkaia, por su parte, las proclamas "iban dirigidas contra PNV", con frases como "PNV, Euskal Herriari iruzurrik ez (PNV, no engañes a Euskal Herria", "PNV=PP" o "155 ez (no)".

Para el partido que lidera Andoni Ortuzar, "amenazas y coacciones de este tipo son inaceptables siempre, pero más en pleno siglo XXI, cuando la sociedad vasca en su conjunto ya ha decidido apartar para siempre esta clase de manifestaciones violentas que nos retrotraen a épocas que no deberían haberse vivido".

En su opinión, las imágenes demuestran que "estos dos polos se atraen y confluyen en las mismas acciones: amenaza, crispación y odio". "Estos actos evidencian que hay quienes quieren seguir utilizando estas vías estériles y vacías para su supuesto beneficio", asegura.

Para el PNV, los autores de las pintadas, "ni ven ni quieren ver que la sociedad demanda construir en vez de destruir, dialogar en vez de confrontar, y respetar en vez de insultar". "Esta vez, se han unido las dos caras de la misma moneda para ir en contra de la democracia y la libertad", ha concluido.