PNV dice que hoy es "imposible" su apoyo a PGE pese a las inversiones anunciadas "a bombo y platillo"

Foto de archivo Koldo Mediavilla
PNV - Archivo
Actualizado 07/04/2018 16:48:53 CET

Afirma que la inversiones no suponen "una prebenda política", sino que son "obligaciones contraídas" por Rajoy con PNV en 2017

BILBAO, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El responsable de Política Institucional del PNV, Koldo Mediavilla, ha insistido en que, "hoy por hoy", es "imposible" su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado, pese a las inversiones para Euskadi "anunciadas a bombo y platillo", y que, a su juicio, responden a los compromisos contraídos por el Gobierno de Mariano Rajoy con los jeltzales en 2017. 

   Además, ha advertido de que el hecho de que el PP vasco se dedique a "zurrarle la badana" a su partido, aleja un futuro supuesto pacto sobrelas cuentas estatales, que "hoy es imposible" por el mantenimiento del 155 en Cataluña.

   En este sentido, ha recordado que la postura de los nacionalistas vascos no se ha modificado, pese a las inversiones anunciadas "a bombo y platillo" para Euskadi por el ministro Cristóbal Montoro, incluidas en el proyecto de PGE de 2018, que no suponen "una prebenda política", sino que responden "a los compromisos contraídos" con el PNV en 2017.

En un post colgado en su blog, recogido por Europa Press, Mediavilla se ha referido a la excarcelación con medidas cautelares de Carles Puigdemont en Alemania. "Ha tenido que ser Alemania la que, en cierta medida, nos ha reconciliado con la democracia. Nos ha devuelto a Montesquieu y a la separación de poderes. Nos ha reencontrado con una justicia sin contaminar. Nos ha devuelto nuestros principios", ha asegurado.

De esta forma, se ha referido al hecho de que la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein, el länder en el que fue detenido el expresident Puigdemont tras la euroorden de detención cursada por el juez Pablo Llanera, determinó el pasado jueves que el delito de "rebelión" del que era acusado Puigdemont por el Tribunal Supremo "no se ajustaba a derecho ni se homologaba a la figura de "traición al Estado" existente en código penal alemán ante la ausencia de violencia que "doblegara la voluntad del Estado".

El dirigente jeltzale ha recordado que el PNV había dicho, "por activa y por pasiva" que "las acusaciones contra Puigdemont y el resto de encausados por el "procés" carecían de fundamento jurídico. "Se había convertido un problema político en una macro causa judicial alambicada sin justificación. Y aunque nuestra voz clamara en el desierto, la justicia alemana, sin contaminante alguno en su decisión, nos ha venido a dar la razón", ha apuntado.

En esta línea, ha considerado que "ahora solo falta que la causa de la 'rebelión', aplicada a procesados varios y a personas que injustificadamente se encuentran en prisión preventiva por la defensa pacífica de sus ideas, quede inmediatamente y consecuencia del auto alemán desestimada, y que los presos recobren la libertad que nunca debieron perder". "A eso, en el PNV, llamamos principios democráticos", ha asegurado.

Koldo Mediavilla ha recordado que el pasado domingo, durante la celebración del Aberri Eguna, el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, "ratificó lo que durante meses venían repitiendo los jeltzales sin que, al parecer, nadie lo tuviera en cuenta", que los nacionalistas vascos "ni tan siquiera entrarían a negociar los PGE mientras estuviera vigente la intervención del autogobierno y de las instituciones de Catalunya tras la insólita aplicación del artículo 155 de la Constitución española".

"El argumento no era una pose o un subterfugio. Era cuestión de principios. Y pese a la reiteración del mensaje, nadie parece que quiso darse por enterado", ha señalado, para recordar que esto mismo pasó cuando se dio por hecho que su partido apoyaría la investidura de Rajoy, "pese a la incesante negativa de los jeltzales a las sucesivas votaciones".

"Ahora, aquellos equivocados 'profetas' han vuelto a las andadas. Y su tesis no ha podido ser más peregrina, que, 'después del botín que el PNV consiguió del PP en la negociación presupuestaria de 2017, ahora los nacionalistas no podrán negarse a apoyar las nuevas cuentas'", ha subrayado.

De esta manera, se ha referido al "Cuponazo" al que aluden "los primos de Rivera", en alusión a Ciudadanos, liderado por Albert Rivera, para los que "resultaba impensable que el PNV se desentendiera de los presupuestos 2018". "En Madrid la acción política es entendida como un mercadeo de intereses espurios, un zoco en el que se compran y se venden apoyos dependiendo de las contrapartidas obtenidas", ha indicado.

PGE

Koldo Mediavilla se ha referido al proyecto de PGE presentado por Cristóbal Montoro y ha señalado que el ministro, "que de tonto no tiene un pelo, subrayó el incremento de las partidas de inversión referidas a Euskadi".

"Algunos lo interpretaron como una golosina dirigida a los nacionalistas, una especie de zanahoria previa al palo que más adelante se guardaban los populares", ha apuntado.

El responsable de Política Institucional del PNV ha recordado que el incremento de las inversiones presupuestarias en Euskadi con "obligaciones contraídas el pasado año por el gabinete de Mariano Rajoy". "Además, que un Ejecutivo español decida hacer frente a sus responsabilidades en una Comunidad Autónoma (TAV, puertos y aeropuertos) no debería suponer ni una sorpresa, ni mucho menos una prebenda política", ha manifestado.

"A BOMBO Y PLATILLO"

No obstante, ha explicado que "ni la cifra inversora anunciada a bombo y platillo, ni las dulces palabras consiguieron cambiar el paso al PNV. Era una cuestión de principios". Además, ha explicado que, una vez que les ha fallado este plan "A", los populares entraron en la fase "B", la de "las amenazas".

Mediavilla cree que, "en esto de censurar al PNV, el PP tiene un comando especialmente activo y voluntarioso", como es "el clan de los vitorianos", en alusión a Javier Maroto, Iñaki Oyarzábal, Javier de Andrés o el presidente de los populares vascos, Alfonso Alonso.

El miembro de la dirección de la formación jeltzale ha recordado que Alonso "interpeló al PNV si en esta formación mandaba Puigdemont o los independentistas catalanes". "La primera parte del bucle de ataques al partido de Sabin Etxea, lo cerró Amaya Fernández, la secretaria general de los populares de Euskadi. En este caso, la 'gracia' fue afirmar que el no del PNV a los presupuestos es un no a la subida de los jubilados y pensionistas vascos", ha subrayado.

Tras señalar que están acostumbrados a "escuchar cosas verdaderamente disparatadas", considera incomprensible que, "en lugar de buscar la aproximación con el partido que atesora los cinco votos que necesitan, como por activa y por pasiva hace Mariano Rajoy buscando oportunidades en el tiempo que cambie la actual coyuntura, se dediquen a zurrarle la badana cada vez que pueden, alejando cualquier hipótesis futura de acuerdo; Hipótesis que, hoy por hoy resulta imposible".

Koldo Mediavilla ha rechazado que el PNV haya renunciado a ser garante de la estabilidad o a defender el autogobierno vasco, y ha señalado que "la vocación del PNV no está en el Gobierno de España, sino en defender los intereses y el futuro de Euskadi allá donde esté en juego".

"En condiciones normales, los nacionalistas estarían ya presentando una tabla reivindicativa asociada a Euskadi que pusiera en valor el peso de sus cinco diputados. Lo hizo recientemente en 2017", ha indicado.

Sin embargo, ha señalado que, en su larga trayectoria, el PNV ha defendido siempre, por principios, que "todos los pueblos, grandes o pequeños tienen derecho a vivir su vida propia" y, por eso, defienden "los derechos, las reivindicaciones naturales del pueblo vasco, que se fundan en su nacionalidad".