Podemos propone que el Título Preliminar del nuevo Estatuto defina a Euskadi como "comunidad con carácter nacional"

Foto de archivo de Lander Martínez
PARLAMENTO VASCO
Actualizado 15/05/2018 20:23:13 CET

Pregunta si existe "voluntad real" de lograr "el máximo consenso posible entre diferentes" porque fue lo que se acordó al inicio, y "no otra cosa"

BILBAO, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Elkarrekin Podemos propone que el Título Preliminar del nuevo Estatuto que se acuerde en el Parlamento Vasco defina a Euskadi como "comunidad con carácter nacional", al considerar que tiene "encaje constitucional" y, sobre todo, porque permitiría que la hiciera suya "una amplísima mayoría de vascos" que tienen diferentes "ideologías y sentimientos subjetivos de pertenencia".

En su texto, al que ha tenido acceso Europa Press, la coalición progresista pregunta si existe realmente en la ponencia de autogobierno "voluntad real" de lograr "el máximo consenso posible entre diferentes" porque "fue esto" lo que se acordó al inicio, y "no otra cosa". En esta línea, advierte de que "difícilmente" se pueden generar consensos si se plantean "maximalismos" y no se respeta el ordenamiento jurídico. "Hoy es evidente que pretender modificar el estatus jurídico de Euskadi a través de un Estatuto no es posible", afirma.

Éstas son las principales ideas que expondrá Elkarrekin Podemos en la reunión que mantendrá este miércoles el foro parlamentario, en la que los diferentes grupos deberán exponer qué puntos quieren que se incorporen al Título Preliminar de un futuro texto estatutario.

El Título Preliminar se abordará sin que se haya llegado a un consenso sobre el preámbulo ante la falta de acuerdo, después de que el PNV presentara el pasado 9 de mayo un documento sobre el preámbulo en el que apostaba por una relación "bilateral" con el Estado "de naturaleza confederal y no subordinada", por el 'derecho a decidir' y el reconocimiento de "una Euskal Herria" como nación con "identidad propia, asentada en siete territorios", incluyendo a Navarra y el País Vasco francés.

Tras intentar en reuniones a tres bandas un consenso entre jeltzales, EH Bildu y la formación morada, ésta última emplazó a sumar al consenso al PSE-EE, al que no quiere que se excluya.

Elkarrekin Podemos señala, en las consideraciones previas que realiza en su texto, que en la ponencia se está realizando "un interesantísimo y enriquecedor intercambio" de documentos, pero no se ha entrado "al fondo de la cuestión, que no es otro que, si sobre la base de los puntos en común", existe "voluntad real de alcanzar el máximo consenso posible entre diferentes" para lograr "una mayoría amplia y plural".

En este sentido, destaca que "fue esto" lo que se acordó en enero de 2017 en este Parlamento, cuando se constituyó esta ponencia de autogobierno, con los votos a favor de PNV, PSE y Elkarrekin Podemos, y la abstención de EH Bildu, "y no otra cosa".

En esta línea, subraya que "todo hace presagiar que los desencuentros que se han manifestado sobre el preámbulo van a ser los mismos o muy parecidos a los que se van a manifestar en torno al Título Preliminar".
Asimismo, destaca que estas discrepancias pueden agruparse en torno a tres ejes. La primera de las divergencias estaría en la terminología y lenguaje, ya que "difícilmente se puede generar consenso entre diferentes si se presenta un texto maximalista en la propia concepción del país".

Para Elkarrekin Podemos, lo que en la actualidad tienen que acordar los partidos son los términos de la Euskadi "que hoy es la compartida jurídica, política y socialmente para poder convivir todos juntos y seguir mejorando la vida de la ciudadanía".

LO SOCIAL

En segundo lugar, plantea que hay que ponerse de acuerdo "en dónde se va a situar el eje fundamental del acuerdo", si en la cuestión territorial-identitaria o en la social porque, aun no siendo "contrapuestos", cree que "poner todo el peso en el primero lo dificulta mucho más que si se opta por poner mayor énfasis en el segundo". En esta línea, recuerda que las principales preocupaciones de la ciudadanía son el empleo, la igualdad entre mujeres y hombres, educación, salud e inclusión social.

El tercer eje, según el grupo liderado por Lander Martínez, radica en "asumir nuevamente el propio acuerdo de constitución de esta ponencia", en el sentido de que se haría "respetando el ordenamiento jurídico". "Hoy es evidente que pretender modificar el estatus jurídico de Euskadi a través de un Estatuto no es posible", subraya.