El PP acusa a Educación de "chantajear" a los colegios concertados para que "se plieguen al currículum vasco"

Actualizado 09/04/2008 13:27:42 CET

Reclama sanciones para los ayuntamientos que tratan de "dirigir" a los padres para que escolaricen a sus hijos en modelo D

VITORIA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Educación del PP, Iñaki Oyarzábal, aseguró hoy que la Ley del Sistema Educativo Vasco que prepara el Gobierno autonómico responde al objetivo de "chantajear" a los centros concertados para que "se plieguen a los objetivos del currículum vasco y arrinconen" la enseñanza en castellano.

Los populares pedirán al consejero de Educación, Tontxu Campos (EA), que ofrezca explicaciones en el Parlamento sobre el texto y reclamará que se sancione a los ayuntamientos que tratan de "dirigir" la elección de los padres hacia la enseñanza en euskera.

En una rueda de prensa celebrada en la sede del PP en Vitoria, Oyarzábal criticó la forma en que el Ejecutivo está llevando a cabo el borrador de esta Ley, mediante la que los centros concertados que cumplan una serie de requisitos lingüísticos y de integración verán equiparada su financiación a la de los centros privados.

El parlamentario popular aclaró que el incremento de fondos públicos para los centros concertados no le parece "mal", pero subrayó que la financiación que reciben estos colegios en Euskadi es "de las mejores de España". Por ese motivo, consideró que este tema "no es una prioridad" y que, antes de aumentar los fondos de la red concertada, habría que mejorar la situación de los centros públicos.

Además, señaló que este asunto debe regularse "sin chantajear" a los centros y sin "discriminar" a los padres que deseen que sus hijos sean escolarizados en castellano.

"TAPAR LA BOCA"

Denunció que la intención de aprobar esta Ley "no había sido anunciada" y que este tema se ha dado a conocer "en un momento en el que el Gobierno no se atreve a traer la reforma de los modelos lingüísticos que anunció hace un año porque está siendo muy contestada".

En este contexto, la norma que equiparará la financiación de la red concertada y la pública responde, a su juicio, al objetivo de "tapar la boca a los centros concertados y allanar el camino" a la reforma de los modelos.

Oyarzábal lamentó que la Ley del Sistema Educativo Vasco trate de "uniformizar y eliminar la libertad de enseñanza, la razón de ser de los centros concertados". "Se trata de eliminar su autonomía con promesas de financiación y chantaje", censuró, para añadir que el Departamento que dirige Campos "quiere condicionar la financiación plena" a que los colegios "se plieguen a los objetivos del currículum vasco y al arrinconamiento" del modelo A, que consiste en la enseñanza en castellano con el euskera como asignatura.

El Partido Popular solicitará la comparecencia de Tontxu Campos ante el Parlamento vasco para que explique cómo está llevando a cabo la negociación de esta Ley y cuál es la forma en la que va a "condicionar" la financiación de los centros concertados.

"FALSEDADES"

También le reclamará que explique "por qué no toma medidas" contra "aquellos ayuntamientos que, año tras año, tratan de condicionar" la elección de los padres sobre el idioma de escolarización de sus hijos para "dirigirla" hacia el modelo D, íntegramente en euskera, con el castellano como asignatura, con "falsedades".

Oyarzábal, en referencia a una noticia aparecida hoy en un medio de comunicación sobre el envío de cartas a padres por parte de 45 ayuntamientos, en las que se aconseja la escolarización de sus hijos en modelo D, reclamó que el Ejecutivo "vele por el respeto a la libertad de elección".

"Es preciso sancionar a aquellos 45 ayuntamientos nacionalistas que se dirigen por carta a los vecinos, tratando de condicionar la elección del modelo lingüístico y dirigirla hacia el modelo D", destacó.